*

X

Los peores padres del mundo: bebés en microondas, niños con armas y esvásticas, y más (FOTOS)

Por: pijamasurf - 05/24/2012

En algunas ocasiones y con ciertos individuos el imperativo natural de la paternidad, que nos obliga a salvaguardar a nuestra progenie, queda en entredicho cuando algunos padres ponen al alcance de su hijo armas, alcohol, animales salvajes y otros elementos de riesgo y peligro.

La paternidad, se dice con cierta frecuencia, es un asunto serio, un estado que va más allá de prácticas culturales y de alguna manera representa la supervivencia de nuestra especie en este mundo, cultura y naturaleza se combinan para asegurar el bienestar de nuestra descendencia. O algo así.

Estas imágenes, sin embargo, ponen en duda la perfección de ese imperativo: niños con cigarros y botellas de cerveza en la boca, metidos en microondas y excusados, manejando armas blancas y de fuego con la complacencia de sus padres, a punto de la asfixia por las posaderas monumentales de una madre asentadas sobre la nariz de su hija, en peligrosa cercanía con animales salvajes y carnívoros, etc. Ejemplos todos de que, en algunos, la paternidad no viene acompañada por una obligación trascendental para con su progenie.

O quizá estas fotografías solo ejemplifiquen esas excepciones propias de un continuum evolutivo en el que las regresiones y la involución también se hacen presentes.

[Telegraph

El Vaticano secuestró a una joven de 15 años para sus fiestas sexuales, asegura sacerdote

Por: pijamasurf - 05/24/2012

El sacerdote católico Gabriel Amorth declaró ante autoridades y medios italianos que Emanuela Orlandi, una joven de 15 años, fue secuestrada por altos prelados de El Vaticano con el fin de hacerla partícipe de las fiestas sexuales que se realizan en la Santa Sede.

Un sacerdote católico aseguró en entrevista con el periódico italiano La Stampa que Emanuela Orlandi, una joven de 15 años, fue secuestrada por altos prelados del Vaticano para hacerla partícipe de las fiestas sexuales que se realizan en la Santa Sede.

Gabriel Amorth, de 85 años y jefe de exorcistas del Vaticano nombrado por Juan Pablo II, tomó parte en las investigaciones que se llevan a cabo para aclarar la desaparición de la joven, ocurrida en 1983 luego de que saliera del apartamento donde vivía, en la Ciudad del Vaticano, para ir a tomar una clase de música en Roma.

Amorth, sin embargo, asegura que su declaración no aporta nada nuevo a la pesquisa, pues ya antes el finado monseñor Simeone Duca, archivista del Vaticano, se presentó a sí mismo como el encargado de reclutar, asistido por gendarmes del estado papal, a niñas y jóvenes para estas reuniones clandestinas.

“La red involucra a personal diplomático de una embajada extrajera en la Santa Sede. Pienso que Emanuela terminó siendo víctima de este círculo”, declaró el sacerdote.

[Telegraph]