*

X

Álter-instructivo: prepara y degusta tu propio cerebro de chocolate (VIDEO)

Por: pijamasurf - 05/15/2012

En una actividad didáctica que algo tiene de ritual zombie, el especialista en proyección tridimensional Andy Millns convirtió una resonancia magnética de su cerebro en una golosina comestible hecha de chocolate, algo que es posible hacer también en casa

 

Siendo el cerebro una de las estructuras corporales más perfectas de la naturaleza, uno de los resultados más sorprendentes de la evolución, qué mejor manera de homenajearlo que convertirlo en un objeto de placer y satisfacción personal vía el paladar, nada menos que convirtiéndolo en un apetitoso pedazo de chocolate.

En este video, que algo tiene de ritual zombie, Andy Millns, un especialista en proyección tridimensional, muestra cómo a partir de una resonancia magnética de su cerebro dio forma a un molde en el que posteriormente vaciaría chocolate derretido (en cantidades que siempre, por definición, serán insuficientes). ¿El resultado? Una copia fiel que conserva los principales pliegues del órgano, pero en chocolate.

Los archivos para emular esta golosina se encuentra bajo licencia Creative Commons, por lo que están disponibles públicamente siempre y cuando no se lucre con ellos y se otorgue el crédito correspondiente a su autor. Si deseas descargarlos, haz clic en este enlace.

 

Muere Carlos Fuentes, el gran novelista mexicano

Por: pijamasurf - 05/15/2012

Muere este 15 de mayo Carlos Fuentes, uno de los iconos más representativos de la literatura mexicana e hispánica, una voz crítica siempre atenta a la realidad de su tiempo.

Este 15 de mayo la literatura mexicana e hispánica han perdido a uno de sus autores más emblemáticos y talentosos: el mexicano Carlos Fuentes.

Nacido en Panamá en 1928 por causa del oficio diplomático de su padre, Fuentes tuvo desde pequeño una singular formación que además de llevarlo a varios países —Brasil, Estados Unidos, entre otros— le hizo convivir con algunas de las figuras más importantes tanto de su tiempo como de generaciones anteriores. Se cuenta incluso que todavía niño, Fuentes convivió con otro de los grandes nombres de las letras mexicanas, Alfonso Reyes.

En su madurez, el escritor concibió uno de los proyectos literarios más ambiciosos de nuestras letras, teniendo una primera cúspide en su célebre La región más transparente, un retrato exhaustivo de la ciudad de México, de la idiosincracia y las raíces más profundas y atávicas de la cultura nacional, un relato de amplio alcance que lo hermana con la mejor tradición de las grandes novelas urbanas:  Manhattan TransferBerlin Alexanderplatz, las obras de Faulkner y otras, sin olvidar, claro, la vasta herencia de las letras hispánicas que, en Fuentes, era un territorio familiar, acogedor en grado sumo.

Reconocido con algunos de los premios más importantes del mundo cultural —el Cervantes, el Asturias, la Legión de Honor, incontables doctorados honoris causa— Fuentes perteneció además a esta generación de intelectuales que no temían involucrarse en la realidad de su tiempo, en asuntos políticos y de urgencia social. Gracias a la amplitud de horizontes y criterio que poseía, el escritor era capaz de ofrecer exámenes puntuales, corrosivos a veces, siempre críticos de los asuntos públicos de países que conocía sobradamente: México en primer lugar, pero también España, Francia, Estados Unidos, América Latina en su totalidad.

Fuentes edificó así una obra polifacética que lo mismo fue de la narrativa al ensayo, de la literatura a la política, el guión cinematográfico, la improvisación inteligente. Una voz siempre atendible que aun sin estar plenamente de acuerdo con lo que declaraba, es innegable que lo hacía desde una claridad argumentativa difícilmente comparable.

Amigo de Cortázar y de García Márquez, íntimo de Paz aunque distanciado después por razones poco claras, cercano a políticos de renombre, Fuentes es ahora solo motivo de evocación y, por supuesto, de lectura imprescindible. 

Sin duda alguna, Carlos Fuentes descansa ahora en la región más transparente del aire.