*

X

Agencia Mundial de Antidopaje podría levantar la prohibición de la marihuana en los deportes

Por: pijamasurf - 05/11/2012

John Fahey, presidente de la WADA, la Agencia Mundial de Antidopaje, propone una vez más que la marihuana deje de considerar sustancia ilegal en el mundo del deporte.

En un movimiento de coherencia mínima con las reglas que rigen el mundo del deporte, el presidente de la Agencia Mundial de Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés), John Fahey, ha propuesto al organismo enmendar el código internacional de drogas para sacar de la lista de sustancias prohibidas al cannabis, esto porque, en sentido estricto, no cumple con todos los criterios para considerarse ilegal en los deportes.

Para la WADA, una sustancia debe prohibirse si, primero, hay evidencia de que mejora el rendimiento físico ventajosamente; segundo, si va contra el espíritu del deporte y, por último, si pone en riesgo la salud del deportista.

La justificación para dejar de considerar a la marihuana entre las sustancias prohibidas, estriba sobre todo en que, evidentemente, no mejora el rendimiento físico del deportista, antes bien, podría decirse que incluso en ciertas disciplinas que requieren precisión, puede convertirse en un factor en contra.

Actualmente, si un atleta da positivo para cannabis en un examen de la WADA en temporada de competencia, se hace acreedor a una suspensión de actividades durante 2 o más años.

[Guardian]

Crítica y humor multidisciplinarios: el colectivo cubano Los Carpinteros

Por: pijamasurf - 05/11/2012

En las últimas dos décadas Los Carpinteros han consolidado una identidad artística que destaca por un espíritu tan honesto como lúdico.

instalacion de los artistas cubanos de la habana los carpinteros

Utilizando el humor o la picardía para mediar en un diálogo entre lo práctico y lo abstracto, la forma y el fondo, o el observador y lo observado, Los Carpinteros crean instalaciones, esculturas, y otras piezas que resultan de su diestro experimento. Actualmente conformado por el dúo Marco Antonio Castillo Valdés y Dagoberto Rodríguez Sanchez, ambos originarios de Cuba, la obra de este colectivo es en si un manifiesto a la convivencia directa entre el arte y la sociedad –discurso que se opone a la tendencia que busca postular al arte como un lenguaje exclusivo, y excluyente, que merece regodearse en los distantes recovecos de una plano elitista. 

Además de este compromiso con la accesibilidad del arte, los aspectos más destacables de este ingenioso proyecto son, por un lado la ágil convivencia de disciplinas (entre ellas arquitectura, plástica, interiorismo, y diseño), ejercicio que deriva en una identidad artística honesta. En segundo lugar no podemos dejar de mencionar el que su nombre tributa a uno de los más lúcidos gremios en la historia humana, aquel que trabaja con la madera, y el cual implica una renuncia al crédito personal en favor de una colectividad creativa –algo que no puede dejar de aplaudirse en un medio donde el egocentrismo frecuentemente demerita el talento que supuestamente lo justifica.

Afortunadamente la obra de Los Carpinteros, con una bandera que si bien no deja de ser amigable tampoco niega su alma contracultural, ha sido reconocida en algunos de los más prestigiados museos y galerías del planeta: MOMA y Guggenheim (Nueva York), Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia (Madrid), Thyssen-Bornemisza Contemporary Art Foundation (Vienna), Los Angeles County Museum of Art, y el Museo de Bellas Artes (Habana), entre otros. Actualmente su trabajo se exhibe en el Faena Arts Center de Buenos Aires.