*

X

La señal WOW: el único mensaje de inteligencias extraterrestres captado en la Tierra

Por: pijamasurf - 02/21/2012

En el verano de 1977 el radiotelescopio situado en Delaware interceptó una breve señal de 72 segundos que se considera el único mensaje extraterrestre recogido en nuestro planeta: una serie de números y letras que, sin embargo, no han vuelto a encontrarse.

La búsqueda de vida inteligente más allá de nuestro planeta ha obsesionado a la humanidad casi desde que esta miró con anhelo y profundo ánimo de soledad o comunión los cielos que nos superan. En décadas recientes, dicho ánimo exploratorio ha conocido mejores procedimientos que las metáforas de las muchas mitologías imaginadas antaño, con el lanzamiento de diversos métodos que tienen la esperanza de contactar algún día con una forma de vida avanzada capaz de recoger el mensaje enviado, descifrarlo e incluso responderlo.

¿Pero qué pasaría si en las antípodas del cosmos existiera, en este mismo momento, un ser con similares inquietudes que igualmente lanzara una botella al vasto océano universal conteniendo algún tipo de saludo que hiciera saber de su existencia a otro ser cuya presencia busca?

Tal parece que es el caso de la llamada “señal WOW”, una serie de emisiones radiales que captó el telescopio situado en Delaware, Ohio, en el verano de 1977: 72 segundos de signos supuestamente provenientes de otro punto del universo.

En el marco de la célebre SETI, el proyecto empeñado en buscar y eventualmente encontrar inteligencia extraterrestre, el radiotelescopio registró una secuencia de números integrada por unos, dos, tres y cuatros, con la aparente estructura de una señal ordinaria. Después, conforme el dispositivo rastreó los cielos, se detuvo momentáneamente en esa misma señal, dando oportunidad a que la computadora transformara los números en letras y notara que un fragmento de señal se repetía hasta treinta veces más intensamente que el ruido de fondo, algo que se interpretaría como una “U”.

Varios días después, al analizar la señal, Jerry Ehman, uno de los científicos participantes en la SETI, descubrió la serie consecutiva de letras y las encerró en un círculo como algo extraño, extraterrestre quizá, manifestando su admiración con un “WOW!”, bautizando así, fortuitamente, uno de los pocos eventos que si bien no convence del todo a la comunidad astronómica a propósito de la existencia de civilizaciones extraterrestres avanzadas, al menos deja la moneda en el aire para quienes discuten esta posibilidad desde el ámbito científico.

Un mensaje de 72 segundos que, por cierto, no ha vuelto a encontrarse.

[Disinfo]

Te podría interesar:

AlphaDog: la mascota robótica del Pentágono

Por: pijamasurf - 02/21/2012

Empeñada en utilizar la robótica con fines militares, DARPA presenta AlphaDog, un cuadrúpedo mecánico que será capaz de seguir un objetivo específico y obedecer órdenes como “alto”, “sentado” o “ven”.

 

El Pentagóno, a través de su división de proyectos, DARPA, se encuentra sumamente abocado a la aplicación de la robótica en tecnología militar, especialmente en el desarrollo de máquinas inteligentes que puedan asistir las labores de los soldados de maneras hasta ahora inéditas, creando una simbiosis casi orgánica entre ser humano y circuitos que potencie tanto a uno como a otro.

Uno de estos proyectos que luce más adelantado es AlphaDog (o Prototipo LS3), un vehículo de transporte capaz de llevar consigo una carga de hasta 200 kilogramos, 4 veces lo que un soldado promedio soporta.

Esto, sin embargo, parece un dato simplón teniendo en cuenta los millones de dólares que se han empleado en su construcción. Y si bien los movimientos que realiza son de una naturalidad que no estábamos acostumbrados a observar en los viejos robots de hace algunos años, AlphaDog se vuelve más impresionante cuando nos enteramos que tiene la habilidad de seguir a una persona en específico y reconocer con detallada precisión el terreno que pisa y los obstáculos que encuentra en su camino.

Además, durante los 18 meses siguientes, la DARPA planea completar este p-robot con una capacidad energética que dure hasta 24 horas sin recargarse y recorra hasta 30 kilómetros de camino, además de equiparlo con reconocimiento de voz para que obdezca órdenes como “alto”, “sentado” o “ven”, además de ampliar su capacidad de seguimiento a otros objetivos. En un estado idóneo, incluso podrá corregir por sí mismo y en caso de necesidad la ruta asignada.

¿Estaremos atestiguando la conversión del campo de batalla en un perverso parque para mascotas robóticas?

[Mashable]