*

X

La memoria inventa imágenes para llenar los vacíos lógicos

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/18/2012

Psicólogos de Yale descubren que la memoria es capaz de distorsionar instantáneamente la realidad para inventar las causas de una consecuencia; ¿es la lógica una función mental de la que es imposible desprendernos para entender el mundo?

Hace no mucho una nota de Pijama Surf reseño el hallazgo de científicos italianos en torno a una propiedad hasta entonces desconocida de la memoria: la posibilidad de que esta se comportara no como un flujo continuo sino como paquetes de información almacenados y utilizados bajo esta otra forma.

En este sentido, psicólogos de la Universidad de Yale realizaron un experimento en el que probaron que la memoria se distorsiona durante unos pocos segundos para formar un “paquete” de episodios coherentes. La mente, dicen Brent Strickland and Frank Keilhave, utiliza “rutinas sofisticadas […] para empacar eficientemente eventos previos conforme estos se envían a la memoria”.

Para descubrir esto, los investigadores mostraron a 58 estudiantes universitarios tres tipos de videograbaciones silentes, cada una con una duración de 30 segundos, en las que se veía a una persona manipulando de distintas maneras una pelota. En el primer grupo, las cintas terminaban con las consecuencias de la acción implícita en el video (por ejemplo, un balón de futbol volando en los aires). En otro tipo, la secuencia final había sido cambiada por una toma totalmente irrelevante (un juez de línea corriendo por la banda de un campo). En el tercer grupo de cintas las imágenes estaban manipuladas y su orden lógico alterado. Finalmente, y no menos importante, en todos los videos el momento crucial de la acción —digamos, ahí donde se viera que una persona golpeara efectivamente la pelota— a veces se mostraba y a veces no.

Luego de ver los videos, los participantes continuaron con una serie de imágenes fijas, de las cuales debían decir si pertenecían o no a la secuencia que recién habían observado. Sorprendentemente, todas aquellas personas que vieron videos del primer tipo, en que solo se mostraba la consecuencia de una acción, tendían a asegurar que habían visto también en la cinta el “momento causal del contacto”, incluso si este había sido retirado de la secuencia.

Esta invención instantánea y distorsionadora de la memoria no se presentó con los otros tipos de cintas, por lo que parece ser que está enfocada a llenar los vacíos lógicos que anteceden a una conclusión presente. El experimento, por otra parte, se repitió con nuevos voluntarios y en otros contextos.

Ahora bien, los resultados de la prueba pueden ser un tanto inquietantes por varios motivos. Uno muy puntual lo señalan los responsables de la investigación, quienes hablan de las implicaciones que este descubrimiento podría tener en el ámbito de la criminología y la investigación policiaca: si la memoria puede inventar hechos en aras de la corrección lógica, ¿cómo saber que el testimonio de una persona está apegado a los hechos reales, objetivos? ¿Cómo saber si un testigo realmente vio a una persona accionando el gatillo de un arma o si solo se trata de una imagen creada por su mente para corresponder a la consecuencia observada?

Por otro lado, el hallazgo nos motiva a preguntarnos qué tan profundas son estas formas lógicas con que nuestra mente entiende la realidad, si de verdad es posible romper con ello y si esto no significaría atentar contra nuestra propia naturaleza. O si, por el contrario, hacerlo resultaría en el descubrimiento del vacío que probablemente se esconde detrás de todos esos mecanismos que la mente humana ha configurado durante siglos y siglos de desarrollo para protegerse del mundo esencialmente hostil que la rodea.

[BPS Research Digest]

Te podría interesar:

TOP 10: las mejores imágenes científicas del 2011

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/18/2012

El 2011 se niega a despedirse sin dejar antes esta serie de las mejores imágenes científicas del año pasado: virus, cosmos, nanotecnología y otras sorpresas de realidades que se creerían inexistentes.

Células oculares de un ratón

Aunque el 2012 ya está más o menos avanzado, quizá todavía no lo esté tanto como para presentar una última lista de lo mejor del 2011, sobre todo si se trata de una en la que el pretexto para la admiración y la sorpresa podría ser incluso innecesario por la cualidad de las imágenes que veremos a continuación.

Se trata de una serie preparada por Dave Mosher, periodista divulgador de la ciencia que, a partir de los trabajos presentados en el Concurso Internacional de Visualización Científica y de Ingeniería celebrado el año pasado, reunió las que él consideró las mejores o las más impresionantes, una rigurosa y sin duda difícil selección en esta época de poderosos microscopios y avanzadas tecnologías que han permitido atisbar rincones secretos e insospechados de una realidad que, lo mismo antes que ahora, algunos creeríamos inexistente.

Virus, moléculas, modelos matemáticos y la infaltable nanotecnología, son algunos de los protagonistas de este top científico.

 

¿La saliente de una cordillera vista en detalle? No, simplemente una imagen a nivel nano del Ti3AlC2, uno de los compuestos del titanio.

 

Otro trompe-l'œil que hace pensar en muchísimas cosas y situaciones sumamente distantes de la verdad. ¿Membranas de gestación de una especie extraterrestre? ¿Protuberancias plásticas con una función desconocida? ¿Expresión somática de una rara enfermedad? Nuevamente, nada de eso, sino algo mucho más mundano: un pepino, específicamente una vista magnificada (800x) de las púas tóxicas que crecen en la superficie del vegetal mientras este madura, protegiéndolo contra sus predadores.

 

 

Es injusto que, como decíamos, ahora que los recursos tecnológicos sean tan avanzados, la enseñanza de la ciencia continúe siendo tan aburrida y atrasada. Por eso un grupo de investigadores desarrolló un programa con el que es posible montar videos sobre la organización de una célula, destinado especialmente al uso de estudiantes y profesores.

 

 

Este artificio quizá esté llamado a revolucionar el ámbito de los combustibles y la conservación energética. Se trata de nanoestructuras de alta densidad que se ensamblan a sí mismas para almacenar energía. En el video —que retoma una de las secuencias más célebres de 2001: A Space Odyssey— se explica cómo funciona esto.

 

La historia de la materia oscura explicada en una secuencia cromática que va de un saturado naranja en el Big Bang al negro salpicado de estrellas de las galaxias actuales (da clic en la imagen para verla en su tamaño original)

 

Infográfico sobre el virus del ébola que, además de presentarnos al organismo con todo detalle, explica sus principales características.

 

Una vuelta de tuerca psicodélica a la manera en que habitualmente se representan las funciones matemáticas. Ya no más aburridas y monocromáticas gráficas. Mejor estos atractivos vórtices casi fractálicos que en sus caprichosas formas esconden la precisión numérica: las áreas en negro corresponden al valor 0 (cero) y el blanco a números infinitamente grandes y, por ende, los valores en medio de estos son también las tonalidades intermedias. Cada color representa además un número complejo específico.

 

Representación tridimensional de la mitosis, el proceso mediante el cual se divide una célula. La parte azul es la membrana celular y en amarillo los cromosomas. Flotando arriba se encuentra la MiniSOG, una proteína fluorescente utilizada para etiquetar cromosomas.

 

Inspirada en la estética lovecraftiana, esta imagen es la proyección de células cancerígenas, específicamente de cáncer de seno. En verde, un anticuerpo diseñado para combatirlo, el TRA-8.

 

Nanotubos de carbón que probablemente se utilicen pronto en la fabricación de transistores, sensores y otros electrónicos.

[Wired]