*

X

Astronautas genéticamente modificados: el futuro de la exploración espacial

Por: pijamasurf - 01/26/2012

Si queremos habitar paisajes inhóspitos como el de Marte y soportar la radiación cósmica, tendremos que alterar nuestros cuerpos genéticamente, consideran expertos

La repulsión natural a los cultivos genéticamente modificados que se manifiesta en muchas partes de nuestro planeta no aplica del todo en un lugar donde no existe un ecosistema propiamente dicho, como podría ser Marte.

Visitar el planeta rojo presenta un enorme riesgo a la salud de un terrícola ya que su atmósfera es 100 veces  menos densa, lo cual significa que un hipotético habitante tendría que lidiar con una dosis letal de radiación. Integrantes de una misión a Marte de entre 18 y 30 meses enfrentarían un elevado riesgo de contraer cáncer, degradación del tejido, pérdida de la densidad ósea, daño cerebral y otros peligros para la salud.  Evidentemente, el hecho de que los humanos no evolucionaron en el medio ambiente marciano nos hace poco aptos para el mismo.

Pero, ¿por qué permitir que esta inhospitalidad acabe con nuestros sueños de ciencia ficción: ese casi destino manifiesto de nuestra imaginación de poblar el desierto rojo de Marte? Una posibilidad, sugiere Tim Cavanaugh, columinsta de la revista Reason, es la modificación genética del ser humano para aumentar su capacidad de sobrevivir altas dosis de radiación. Es decir, habría que "cultivar" humanos en la Tierra para que se puedan preadaptar a Marte. "Un futuro para los humanos en Marte requiere que libremos un obstáculo conceptual, aceptar que la forma humana no es la norma, el ideal o incluso el molde. Es como la vida inteligente se adaptó, con muchas ineficiencias, a un lugar particular".

Peter H. Diamandis, CEO de la Fundación X prize, considera que estamos ya en posición de desarrollar genéticamente cepas de bacterias y algas capaces de vivir en Marte. Algo que nos hace pensar en la posibilidad de que alguna civilización, quizás incluso alguna previamenente  en Marte, hizo algo similar con nosotros.

[UTNE]

Te podría interesar:

El narcisismo es especialmente dañino para la salud masculina, revela estudio

Por: pijamasurf - 01/26/2012

Investigación reciente revela que personas con conductas narcisistas nocivas como la arrogancia secretan más cortisol que otras, la hormona del estrés que puede provocar hipertensión y enfermedades cardiacas.

Aunque el narcisismo es una inclinación tan inherente como peligrosa en el ser humano (pues puede volverse autodestructiva), hasta ahora podría creerse que sus consecuencias nocivas estarían limitadas a la psique del individuo y sus vínculos personales, sin embargo, según una investigación médica reciente, el narcisismo también afecta directamente la salud corporal.

Investigadores de las universidades de Michigan y Virginia encontraron que los hombres que registraron altas puntaciones en dos conductas narcisistas particularmente destructivas, la arrogancia y el abuso hacia los demás, tienen también mayores niveles de cortisol, la hormona del estrés que secretada en exceso puede provocar hipertensión y problemas cardiacos. Cabe resaltar además que estos efectos, según el estudio, no se presentaron en mujeres con características similares.

En el experimento realizado para llegar a estas conclusiones, los científicos reunieron a 106 voluntarios a quienes, de entrada, les fue aplicado un cuestionario para evaluar su nivel de narcisismo basado en aspectos como el ensimismamiento, la sobrestimación de su originalidad (atractivo, inteligencia, etc.) y su sentimiento de grandiosidad. Al mismo tiempo midieron sus niveles de cortisol en un par de ocasiones.

Durante el estudio Sara Konrath —una de las responsables— y sus colegas encontraron altos niveles de cortisol únicamente en los hombres con tendencias dañinas de su narcisismo, por lo cual piensan que el llamado “eje HPA” (la alineación del hipotálamo, la pituitaria y las glándulas adrenales con que el cuerpo reacciona sistemáticamente al estrés) está activado permanente y crónicamente, afectando así al resto del cuerpo.

Queda pendiente de investigar por qué solo los hombres sufren esta intensa respuesta hormonal ligada al narcisismo, aunque según Konrath el fenómeno podría tener una razón cultural: el estereotipo de que los hombres no deben admitir que están estresados y, en consecuencia, no piden ayuda para aliviar esta situación.

Por otro lado, la investigadora también hizo notar que la personalidad narcisista se ha vuelto mucho más común en los últimos años, en ambos sexos, quizá como consecuencia de la sobrevaloración del concepto de “autoestima”, según el cual, durante casi tres décadas, se ha aconsejado premiar a los niños antes que reconvenirlos.

[USA Today]