*

X

Top 10: Nuevas supermodelos rusas

Por: pijamasurf - 10/18/2011

La nueva generación de modelos rusas, princesas eslavas de hipnótica belleza destinadas a substituir a la sobresaliente generación de top models de Natasha Poly y Natalia Vodianova; este post es presentado por Smirnoff México.

Con la apertura del bloque soviético, Occidente se ha visto inundado de jóvenes modelos de origen ruso y de los países que formaban la antigua URSS. La belleza eslava es paradadigmáticamente atractiva para nuestra cultura y la enorme población de Rusia, aúnada a la inquietud por explorar nuevos horizontes de las modelos, ha hecho que las revistas y las pasarelas del mundo estén copadas por mujeres rusas. Junto con Brasil, Rusia se ha convertido en el nuevo referente del mundo de la moda, sus modelos las más deseadas.

La fabulosa generación de modelos como Natasha Poly, Natalia Vodianova, Sasha Pivovarova, Irina Sheyk y, por supuesto, la modelo Ruslana Korshunova (en la imagen arriba), quien murió trágicamente (una conexión mística une a los bloggers de Pijama Surf con Ruslana), tiene ya, pese a estar en su apogeo, un incipiente recambio listo —la industria del fashion es en este sentido una fuerza cruel e inexorable. La nueva camada de modelos rusas se destaca por combinar la belleza tradicional de los rostros afilados de Cáucaso con un exotismo resultado del crisol creciente de la Federación Rusa. Princesas rusas para sueños extáticos de vodka:

 

Anna Selezneva

Con tan solo 21 años, Anna Selezneva se ha consolidado como una de las modelos más importantes del mundo, apareciendo en la portada de Vogue seis veces y protagonizando campañas para Armani, Calvin Klein, Yves Saint Laurent, Versace, entre otros. El sitio Models.com la ubica en el sitio 12 de las top models del mundo.

Como muchas modelos que cumplen un bizarro cuento de hadas, Anna fue descubierta en un McDonalds en Moscú (a muchas futuras modelos se les encuentra en tiendas, centros comerciales y lugares de comida rápida).

Tanya Dziahileva

Esta modelo nacida en Bielorrusia pero con pasaporte ruso empezó a modelar a los 14 años (actualmente tiene 20) y se le considerada una de las nuevas it girls del la industria del fashion, especialmente por su rostro camaleónico capaz de proyectar una belleza clásica así como una imagen andrógina y élfica; una versatilidad siempre buscada por los diseñadores y los fotógrafos.

 

Irina Kulikova

A sus 19 años Irina Kulikova tiene ya una larga carrera modelando para Prada, Nina Ricci, Louis Vuitton, Dior, etc., y fue una de las 7 modelos escogidas para la última colección de Alexander McQueen. Fue descubierta en el 2006, cuando cenaba en un restaurante de Moscú en el que coincidió con la actriz Liv Tyler y un agente de modelos de la agencia IMG.  Irina es amiga íntima de la modelo Anabela Belikova, quien también aparece en esta lista.

Daria Strokous

Modelo, actriz y fotógrafa, Daria Strokous , de 20 años, es hija de un prominente empresario moscovita y creció en África. Ha aparecido en  la portada de Vogue Italia y Vogue Rusia; New Yok Magazine la nombró una de las cara más prometedoras. Tuvo un pequeño papel en la película Contagion.

 Anastasia Kuznetsova

Con tan solo 19 años esta modelo rusa ya es uno de los "ángeles" de la popular marca de lencería Victoria's Secret y ha modelado para diseñadores como Valentino, Louis Vuitton y Givenchi. Ha sido portada de revistas como Vogue, Harper's Bazaar  y V. Sin duda tiene un brillante futuro.

* Contenido presentado por Smirnoff

 

Indicios irrefutables parecen probar la existencia del Yeti

Por: pijamasurf - 10/18/2011

Una expedición científica multinacional asegura haber encontrado pruebas irrefutables de que el "abominable hombre de las nieves", el Yeti de la mítica moderna, vive en una remota cordillera rusa.

Una de las criaturas más elusivas de la mítica moderna es el llamado “abominable hombre de las nieves”, el Yeti, al que también se le adjudicó la cualidad de “eslabón perdido” en la cadena de la evolución humana, un estadio singular en que el homínido y el primate confluirían para ubicar la última pieza del mosaico evolutivo, esa que finalmente explicaría la transformación del mono en hombre.

Por otra parte, sabemos también que el Yeti no ha sobrevivido más allá de los relatos considerados pocos serios, que se le ha tenido hasta ahora como un ser más apropiado para el bestiario o la revista sensacionalista que para una respetable publicación científica. Sin embargo, esto puede cambiar muy pronto.

Según un grupo multinacional de científicos, luego de una intensa búsqueda en Kemerovo, Rusia Central, es posible asegurar con un 95% de certeza que el Yeti existe y que habita en los Montes Altai, específicamente en la región montañosa de Shoria. Aseguran estos especialistas que durante su travesía pudieron recoger evidencia suficiente y contundente para probar la existencia de la criatura: “huellas, una posible guarida y varias señales con que los Yetis marcan su territorio”. Aparte, Anatoly Fokin, etnógrafo y asiduo explorador de la región de Kirov, pone a disposición otras pruebas recogidas por él mismo durante sus expediciones, en especial supuestos mechones de cabello de Yeti.

Al menos dos científicos reputados, Loren Coleman, director del Museo Internacional de Criptozoología (Portland, Maine), e Igor Burtsev, director del Centro Internacional de Hominología (con sede en Moscú), parece que quieren avalar el descubrimiento. Para Burtsev el Yeti podría referirse a la posibilidad de que algunos especímenes del Neanderthal hubieran sobrevivido a la extinción en regiones aisladas, entre montañas y espesos bosques, “sin ropa sobre ellos, sin herramientas en sus manos, sin fuego en sus hogares, solamente la vigilancia inclemente del Homo sapiens en torno suyo”. Coleman, por su parte, mucho más entusiasta, confía en que todas esas pruebas sean totalmente distintas a los rumores y falsedades que frecuentemente se han generado para demostrar la existencia de la mítica criatura.

Por el momento solo resta esperar cómo se desarrolla este anuncio, si es cierto que el Yeti existe en alguna remota cordillera rusa o si solo se trata de una estrategia publicitaria ante la inminente reapertura (este 30 de octubre) del museo fundado y encabezado por Coleman.

[Huffington Post]