*

X
Llega desde Berlín el innovador sonido dub techno de Lars Hemmerling en esta entrega especial de Surf the Waveform.

Techno: un concepto tan abstracto hoy en día que la idea se ha vuelto subjetiva según el gusto y la experiencia con la cual lo vive cada uno.

Minimal techno, hard techno, techno house, deep techno, etcétera. La idea es tan singular y subjetiva que el concepto mismo tiene diferentes significados, y claro, diferentes bpms, lo cual define la intención del mismo.

Surf the Waveform pretende mostrar las diferentes caras de este polígono llamado techno y pensamos que la mejor manera de hacerlo es presentándolo en su más cruda expresion, el live act o acto en vivo: a diferencia de un dj set, durante un live act el artista no tiene otra opción más que mostrar la manera muy personal de interpretar y ejecutar frente a la audiencia, sin el recurso básico del DJ de poder cambiar la dirección o intención de la misma al elegir diferentes tracks (y por ende "moods") durante el DJ set.

Es así como para esta edición de Surf the Waveform hemos decidido ofrecerles la quintaesencia del concepto "live set" al presentarles una auténtica muestra del techno contemporáneo:  un techno live set genuino, sin el recurso del computador/ableton, pero ejecutando la ultima encarnación del techno de hoy: el dub techno.

Dub techno. Una nueva dirección y un auténtico híbrido del sonido actual. Delay análogo, reverbs y el uso inteligente del white noise que lleva este sonido hacia una nueva e interesante interpretación de la música actual. El sonido crudo y orgánico de las mpc y los sintetizadores análogos modernos a través de mezcladoras de 16 canales en lugar del tipico DJ mixer, fusionando las nuevas tecnologías que permiten una mayor portabilidad que antes, cuando un performance de esta naturaleza necesitaba más espacio que un DJ set up, además del típico soundcheck à la rock n' roll performance.

Disfruten de la música de Lars Hemmerling, Dub techno ejecutado con hardware: el sonido que las nuevas tecnologías nos permiten explorar actualmente.

Surf The Waveform Podcast 05 Lars Hemmerling Live by Pijama Surf

 

 1.- ¿Cuándo empezaron a producir música electrónica?

En 1994 compré un viejo sintetizador Vermona por solo 100 marcos alemanes (fue el primer sintetizador que se produjo en Alemania del Este) y un mini Moog análogo. Algunos otros aparatos siguieron pronto, pero solo hacía música para mi propio placer y no me importaba nada tener discos o presentaciones. El mundo de los instrumentos electrónicos musicales lo descubrí siempre a través de mi hermano gemelo Gunnar Hemmerling y, honestamente, siempre fue nuestro sueño tener un sintetizador. En el 2001 empezamos a tocar en nuestros primeros eventos en un local underground de Berlín que se llamaba "Deli". Antes de nuestro primer disco con Eintakt, una pequeña disquera de Berlín, teníamos un poco de experiencia tocando en vivo y siempre sin una computadora. Hace poco vi un video de Orbital en Youtube y fue uno de los primeros live acts electrónicos que he visto en la mitad de los 90s. En ese tiempo estaba fascinado con estos tipos que parecían personajes de  una película de ciencia ficción ligados a los aparatos de luz que usaban en la cabeza cuando tocaban. Tal vez esta es una razón por la que prefiero todavía tocar sin una PC.

2.- ¿Cuáles son tus herramientas favoritas para hacer música, ya sea software o hardware? ¿Cuál es tu secuenciador favorito?

Mi herramenta preferida es Evolver de David Smith Instruments. Creo que es todavía uno de los sintetizadores más innovadores, ya que tienes todas las posibilidades de hacer tu propio sonido individual. También uso efectos de Adrenalinn 3, de Roger Linn. Ambas máquinas juntas son una gran combinación. Como secuenciador también estoy usando un MPC 2500 con un sistema JJ OS XL instalado como secuenciador principal, lo cual provee de una gran cantidad de posibilidades en programación de beats. Así que solo uso la computadora para editar audio y grabar. Mis sintetizadores favoritos son DSI Evolver, Yamaha DX7, Korg MS20 y Doepfer MS404, porque amo la mezcla entre el sonido digital y la síntesis de sonido análogo. 

3. ¿Cómo empieza un  track para ti? ¿Con un ritmo, una melodía, una línea de bajos, o tal vez solo un sample?

Varía. A veces solo empiezo haciendo sonidos y tengo una súbita impresión de qué tipo de track quiero usar para ese sonido. Generalmente es un largo proceso hasta que una canción se acabe en mi caso, ya que trabajo constantemente en ellas y a veces un track se crea  solo con el reacomodo de un viejo patrón. En otros casos solo quiero desarrollar un beat o hacer un experimento con la métrica y en el proceso  sale el track. Pero debo decir que mi música está más enfocada en hacer paisajes sonoros y menos motivada por los beats. Por ejemplo: un mes atrás mi hermano y yo fuimos a una vieja base militar rusa para recoger respuestas de impulsos. Después fuimos al estudio a hacer algunos experimentos con las respuestas de impulsos y logramos sacar un track oscuro de eso. El track por sí solo es como un espejo de la atmósfera que siempre estuvo presente ahí. La ironía del lugar es que fue la primera base rusa en Alemania del Este donde se instalaron armas nucleares, algo que supimos después.

4. ¿Algún comentario sobre esta grabación? ¿Fue grabada en vivo o en un estudio?

Bueno, pues mi amigo mexicano de Líneas de Nazca estuvo conmigo en una de mis presentaciones en vivo en Berlín y me preguntó si tenía una grabación de un set, le dije que sí pero algo salió mal y ese set no podía utilizarse. Así que hice una nueva grabación en el estudio de una hora y media tocando mi material más reciente. 

 5. ¿En qué lugares o venues has disfrutado más tocar?

No tengo un lugar particularmente preferido. Pero para presentarme en vivo disfruto los eventos de All you need is Ears —que está promovido por Dasha Rush, quien también maneja la disquera Full Panda Records y la segunda parte de nuestro proyecto LADA. Como artista siempre obtienes gran respeto ahí y como están organizados desde una perspectiva técnica y artística, es excepcional. También existe una mezcla balanceada de old school y techno moderno, y espacio suficiente para performances experimentales. Todos los eventos de Full Panda son un gran recurso de inspiración combinada con una energía increíble y una gran atmósfera.

6. En otros temas, ¿qué piensas de una parte de la música mainstream, estilo el pop pegajoso hecho para las masas como el de Lady Gaga o Britney Spears? ¿Crees que está hecho como un tipo de control mental o para lavar el cerebro de las personas?

Bueno, yo estuve trabajando por un rato en la industria de la música y llegué a la conclusión de que no es mi decisión cómo funciona. Cuando veo el anuncio de Cocoon Ibiza con Sven Vath etc. en la revista Groove y también me parece desagradable leer historias de Britney Spears. No me gusta esta tendencia, que también está presente en la escena del techno y del house. Prefiero la autenticidad, porque dura más y no sigue una moda. Amy Winehouse, por ejemplo, hacía música comercial para una disquera grande, pero tenía una gran voz y me gustaba mucho su música. Más aún, pienso que en lo que se refiere a los desarrollos técnicos de la producción musical y el mercado musical de Internet se volvió menos rentable para las disqueras y el mercado en sí mismo está fragmentado. Hoy todos tienen más acceso a la música, pero al mismo tiempo hay una sobre oferta musical que causa una inflación de muchas producciones. Por otro lado, la tendencia en declive de Myspace es un buen ejemplo de que los conceptos generales con la intención de lavar el cerebro de las personas ya no funcionan.

7. Cuéntanos sobre tus influencias. ¿Han influido las drogas psicotrópicas en tu música?  ¿Nos podrías hablar de la relación entre las sustancias psicoactivas y su proceso creativo?

Pueden ser inspiradoras, pero yo prefiero trabajar sin ellas. El proceso de crear algo es la mejor y más satisfactoria droga. Creo que las emociones también juegan un papel importante en mi creatividad.

8. En cuanto a influencias musicales, ¿qué han estado escuchando últimamente? ¿Qué artistas recomiendas? ¿Qué otros artistas fuera de la música te gustan?

En lo que se refiere al techno me gusta Regis, Monolake, Surgeon y Milton Bradley. Todos tienen un toque de autenticidad como el que comenté antes. También algunos artistas rusos como Andrei Oid, Stanislav Tolkachev, Egor Sukharev y el artista alemán Schloss Mirabel, quien está haciendo un gran trabajo. Recientemente descubrí a Moon Dog y estoy totalmente fascinado por la métrica de su trabajo. También  me gusta el acercamiento de combinar elementos de ritmos indios nativos con música clásica.

Fuera de la música me gusta Jon Carpenter y David Lynch. Sus películas tienen siempre un toque surrealista y una breve nota de humor negro.

9. Esto es algo que le estamos preguntando a todos: ¿has oído sobre esta onda del 2012, de la que se habla por todos lados, una especie de fin del mundo o evolución planetaria? ¿Qué piensas de esto?

Bueno, realmente no creo que llegue un planeta a golpear a la Tierra. Si sigues las noticias, yo creo que puedo imaginar que un colapso económico y del sistema financiero es posible. Las consecuencias de esto pueden lastimar a muchas personas, pero también puede ser la consecuencia un mundo mejor. Tal vez el 2012 sea solo el año en que el dinero murió.

10. La música electrónica tiene una relación íntima, casi interdependiente, con la tecnología, ¿hacia dónde ves que vaya la música del futuro, al tiempo que la tecnología sigue acelerando?

No puedo responder correctamente esa pregunta porque hay muchos acercamientos hoy en día a hacer música electrónica, incluso las producciones de pop y rock normales están influenciadas por las últimas tecnologías. Cada vez más personas empezarán a producir música en vez de solo consumirla. Creo que es un buen desarrollo y causa un intercambio entre culturas que no es solamente el privilegio de unas cuantas personas o un pequeño grupo de músicos.

 

Luca Ortega/Líneas de Nazca:

Soundcloud

Facebook

Twitter

Surf the Waveform en Facebook

  

“Las ideas son como los peces”: David Lynch presenta su álbum Crazy Clown Time

Arte

Por: pijamasurf - 10/30/2011

Con motivo de la presentación de su primer álbum como solista, el prolífico David Lynch —cineasta, artista plástico y ahora músico— nos ofrece algunas pistas para comprender la creatividad del artista que, asegura, cualquiera posee en sí mismo.

Hace casi un mes informamos en Pijama Surf del debut de David Lynch como cantante solista con el lanzamiento de su LP “Crazy Clown Time”, ofreciendo una faceta más de su amplio talento artístico, mayormente célebre, sin duda, por su carrera como director cinematográfico, pero expresado también en sus litografías, pinturas e incluso en el diseño de su club nocturno parisino “Silencio”. Por cierto, es en dicha ciudad donde reside desde hace un tiempo y donde tiene también su estudio en el que ejecuta estos y otros de sus proyectos.

Ahora, ante la inminente salida de su álbum discográfico, que también lleva el título de Crazy Clown Time, el propio Lynch nos ofrece algunas pistas no tanto sobre esta pieza en particular, sino sobre cómo concibe su proceso creativo y las relaciones entre el arte y el mundo de la vida.

Para empezar, quizá la pregunta más elementar sea, ¿por qué? ¿Por qué un cineasta plenamente reconocido, con un lugar más que asegurado, se lanzaría a ese ámbito parcialmente desconocido que puede ser la música. “Eso suena como un juicio válido”, dice Lynch, “’¿Qué demonios estabas pensando, amigo?’ Es un montón de cosas. Tienes a alguien más, un actor, para que interprete un papel. Pero entonces hay otros papeles en los que piensas: ‘Quiero ser esa persona. Quiero entrar a ese mundo’. Así que lo quise intentar. Quería ver si podía conseguirlo, suponiendo que podría superar el mucho miedo y la vergüenza y encontrar un lugar seguro desde donde trabajar. Y sí, hay mucho miedo. Es muy atemorizante”.

“¿Es el miedo un factor importante de motivación?”, pregunta el entrevistador “No”, contesta Lynch, con aparente firmeza, “bueno, en cierto sentido sí lo es”.

Y es que si algo se deja ver en esta entrevista es que en una de las pocas cosas de las que Lynch está totalmente seguro es de la subjetividad de la verdad: “Vivimos en la relatividad y cada positivo tiene su lado negativo, a veces, parece, en el curso mismo de cada condenada oración”.

“Escribir una canción es casi como escribir una película”, explica. “Todo se trata de perseguir ideas, de contar una historia o dejar que la historia de cuente a ti —porque nada de eso eres tú, no en realidad. Las ideas vienen de otro lado —como los peces”. Sí, por extraño que pueda sonar, las ideas son para Lynch como los peces: “Tú no haces al pez, tú capturas al pez. Ahora puedes cocinarlo, bien o mal, pero hasta ahí. El pez viene de algún otro lugar. Y a veces… a veces te habla, te dice cómo quiere que lo cocines”.

¿Es esto un sinsentido? Por el contrario, Lynch metaforiza a la perfección el proceso artístico-catártico que obliga a una persona, independientemente de sus talentos y sus capacidades, a expresar esas ideas de las que habla el cineasta, ese impulso que convierte a la acción en una necesidad subjetiva impostergable.

“Hay muchísima alegría en los mundos oscuros”, continúa, “o en trasladar las ideas que sobrevienen. Y su puedes deshacerte de la negatividad que restringe tu energía, es como si levantaras una carga. Entonces puedes zambullirte en ese tesoro todos los días y todavía más energía vendrá de ahí. Digo, no puedes controlar lo que las personas pensarán de una película o de una pintura, así que mejor disfruta hacerlas”.

Y es que, supone Lynch, hay mucha gente que quisiera verlo abandonar esos otros proyectos para que volviera a lo que, se diría, sabe hacer mejor: el cine. Pero estas posibles peticiones no le quitan el sueño, él está muy a gusto haciendo lo que quiere hacer.

Lynch, además, es un asiduo practicante de la meditación trascendental, la cual ha influido notablemente en su creatividad. Pero esto es solo una circunstancia superficial, un accidente que no guarda ningún secreto de vida ni la llave del éxito o del talento. La verdad profunda es otra:

“No, no, no. ¡No tienes que renunciar a nada! ¡No tienes que vivir de cierto modo! Solo añade la meditación —la introspección— a lo que sea que quieras hacer. Ese es el secreto. El gran tesoro interno es la esencia de todo lo que es. El sí mismo: ¡conócete a ti mismo!”. Y ese, parafraseando Kafka, es el punto a alcanzar. 

[Guardian]