*

X

Malas noticias: ya no podrás tener sexo con animales en Florida

Por: pijamasurf - 10/02/2011

A partir de este primero de octubre entra en vigor la ley 344 que prohíbe cualquier contacto sexual con un animal, que se considera ya un delito en Florida.

Este primero de octubre entró en vigor la ley 344, aprobada hace unas semanas por el Senado de Florida. Lo anterior significa que las orgiásticas fiestas de celebridades que se llevan a cabo en Miami se tendrán que limitar a caudales de cocaína, meth, bisexualidad, fetiche y vodka, pues ya no podrán contar con animales, al menos no para practicar sexo, bajo ningún formato, con ellos. 

Hasta ahora decenas de personas habían sido llevadas a la corte por actos de bestialismo, pero por falta de una ley como la 344, ninguno había podido ser procesado. Un policía local, por ejemplo, comparte su frustración luego de detener a Eugene Hickman, de 54 años y habitante de DeFuniak Springs, quien fue sorprendido por su hijo mientras intentaba fornicar con la mascota de la familia, un perro Bull Dog. Y a pesar de lo grotesco de la conducta de Hickman, la ley no pudo hacer nada al respecto. 

Así que si te gusta practicar sexo oral con antílopes, frotar tus genitales en contra de la espalda de un caimán o simplemente masturbar a tu guacamaya, lo mejor es que canceles tus próximas vacaciones a Florida. 

[New Times]

Transformando túneles urbanos en instrumentos musicales

Por: pijamasurf - 10/02/2011

Con el fin de hacer que un espacio, literalmente, cante, el artista Oliver Beer, ayudado de un coro, nos hace escuchar la voz de túneles subterráneos.

tunel urbano en londres

Confirmando el estrecho lazo que une a los entornos urbanos con la posibilidad de generar música (una premisa que ha sido explotada en múltiples proyectos), el artista Oliver Beer transformó una serie de túneles londinenses en instrumentos musicales. Ubicados debajo de la estación de Waterloo, Beer llevó un coro al escenario subterráneo, cuyos integrantes debieron sintonizarse con las frecuencias naturales de la construcción para hacer resonar el espacio. 

"Cantas un rango de notas, incluidas altas y bajas, y escuchas atentamente", explica Beer. "En un punto, si cantas realmente suave, bajo tu respiración, para que sea solo como el murmullo de una nota, súbitamente se amplifica y todo el cuarto emana un sonido que no pudieras creer que tú has creado", agrega. 

Pero como se puede apreciar en el video, este proyecto es parte de una serie de sonorizaciones espaciales  llamada "The Resonance Projects", durante el cual ha visitado monasterios, el túnel de cristal que se encuentra dentro del Centro Pompidou, en París, y recientemente el sistema de alcantarillas de Brighton.  

[New Scientist]