*

X

Los sueños de Gaia: participa en experimento para medir el inconsciente colectivo del planeta

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/13/2011

Experimento encabezado por Dean Radin busca registrar miles de sueños para luego correlacionarlos y formar un mapa del inconsciente colectivo que pueda ser usado para predecir acontecimientos futuros.

El proyecto del Noetic Institute, Los Sueños de Gaia, busca crear un repositorio en línea de los sueños de miles de personas de todas  partes del mundo, categorizándolos según distintas variables, para que después un algoritmo los grafique y traza correlaciones entre el contenido onírico y desastres naturales futuros (o desastres  provocados por el hombre), bajo la premisa de que la madeja que se teje colectivamente con los sueños es una especie de oráculo global.

El experimento se basa en el concepto de inconsciente colectivo de Carl Jung, incorporando herramientas moderna de análisis de información para auscultar estos sueños e identificar tendencias —pulsos oníricos: pulsos planetarios. El sitio realizará un cruce de datos y análisis lingüístico diario para detectar patrones y correlacionar los sueños con eventos mundiales. Todo esto con la experiencia previa del líder del proyecto Dean Radin, parte también del Global Consciousness Project (GCP) de Princeton, quien documentó cientos de sueños precognitivos anteriores a los ataques del 11-S y del tsunami de diciembre de 2005 (los electrogaiagramas del GCP también detectaron una alteración en la conciencia colectiva previa a estos sucesos).

Si quieres contribuir a la ciencia y hacer que la información de tus sueños nade en la alberca planetaria, acaso enterlazándose cuánticamente con los bits oníricos de miles de personas más, inscríbete en Gaia's Dreams.

 

Ejército de Estados Unidos implantará sueños digitales a soldados traumatizados

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/13/2011

Ejército de Estados Unidos desarrolla experimento para programar imágenes mentales benignas en soldados acosados por las pesadillas de guerra.

Como si fuera una escena sacada de la película Inception, un soldado intenta dormir, pero no está a salvo en sus sueños; sacudido por una pesadilla, el veterano de combate tienta la oscuridad buscando sus goggles de 3D. Se los pone. Alrededor de él flotan cándidos rostros en los que tiene confianza absoluta. Luchan contra la oscuridad con él.  El soldado revive la escena en su cabeza y en el laboratorio una y otra vez: se vuelve apaciguadoramente familiar. El soldado sabe que sus amigos digitales lo llevarán lejos de sus sueños perturbadores. Cuando la escena termina, se quita sus goggles y ve a su alrededor. El soldado ha llegado a casa.

Wired informa que el Ejército de Estados Unidos está invirtiendo en un experimento llamado "Power Dreaming", a realizarse en el Hospital Naval Bremerton, en Washington State. La idea es tratar a soldados que sufren de trastornos post-traumáticos con imágenes sanadoras personalizadas digitalmente. Ese lugar que todos tenemos, como suelen decir en su programación los terapeutas, en el que nos sentimos bien, cálidos, cómodos: un paraíso mnemotécnico.

El 52% de los veteranos de guerra que sufren del trastorno de estrés post-traumático reportan pesadillas comunes.  Estas víctimas de la gran máquina bélica estadounidense pueden ocultarse de sus recuerdos en el día, alejarse de los engendros que los acechan, pero en la noche no hay nada que puedan hacer para distraerse de estas improntas.  

Para esto se ha delineado un proyecto terapéutico de "creación de imágenes sanadoras personalizadas  para contraatacar el impacto de las pesadillas". La idea es que estos "sueños de poder" sean vistos por los veteranos de combate en sus laptops, con goggles  y aparatos de neurofeedback para "reforzar nuevas imágenes neurológicas". Es decir, los soldados aprenderían a superponer estas nuevas imágenes sobre sus pesadillas y recuerdos, al recibir retroalimentación de los efectos que tienen en sus ondas cerebrales.

Los soldados construirán su nueva imaginaria con un software similar al usado en Second Life, en el que diseñarán sus secuencias oníricas para desarrollar "estados físico-emocionales que contrarresten la respuesta reactiva de estrés inherente a las memorias del trauma".

Esto es programación mental pura. Es fascinante y aterrador imaginar hasta dónde puede llegar esto, con el Ejército capaz de meterse en los sueños —ese supuesto fuero íntimo impenetrable. Aunque por ahora con una finalidad sanadora, no queremos luego ver esos aparatos en las escuelas "como recurso educativo." Por otra parte, poder diseñar tus propias imágenes, paisajes oníricos de alta definición, sincronizados y sintonizados con tu arquitectura neurobiológica, en concordancia con tus patrones cerebrales, podría ser una poderosa herramienta de entrenamiento (un poco como la que usa Morpheus con Neo en Matrix). Aunque todo esto evidentemente podría ser mejor usado con el mero poder de la imaginación, la realidad es que, como en el caso de los soldados traumatizados, no todas las personas tienen el control suficiente de sus propias imágenes para convertirse en "arquitectos" de mundos mentales.

Tal vez este proyecto se conecte con la investigación que hace DARPA sobre la influencia de las narrativas en la neurobiología humana. ¿Veremos pronto tecnología para implantar sueños profundamente en las redes neurales bajo una construcción narrativa estratégica?

[Wired]