*

X
El 14 de octubre comienza la quinta edición de este importante congreso sobre drogas psicodélicas para analizar el papel de estas sustancias en diversos rubros sociales.

Con el fin de fortalecer un diálogo en torno a los psicodélicos, analizando puntualmente su rol en rubros como la espiritualidad, la medicina, la historia o la creatividad, entre otros aspectos de la sociedad contemporánea, se llevará a cabo la quinta edición del congreso Horizons: Perspectives on Psychedelic. El evento se se realizará entre el 14 y el 16 de octubre en la Judson Memorial Church, ubicada en el corazón de Greenwich Village, en Nueva York. 

El congreso lo organiza una agrupación sin fines de lucro que opera exclusivamente con voluntarios y está respaldada por organizaciones como MAPS, Drug Policy Alliance, Erowid Center y el Heffter Research Institute. Entre los ponentes que asistirán este año se incluyen periodistas, investigadores y académicos, de los cuales a su vez destacan los siguientes: 

Stephan V. Beyer Ph.D. - Experto en ecosistemas selváticos y en plantas alucinógenas. Beyer es autor Singing to the Plants, descrito como "el más extenso examen de chamanismo amazónico que haya sido jamás escrito".

James Fadiman, Ph.D. - Co-fundador del Institute of Transpersonal Psychology y autor del libro The Psychedelic Explorer’s Guide: Safe, Therapeutic, and Sacred Journeys.

Beatriz Caiuby Labate, Ph.D. - Antropóloga de la Universidad de Heidelberg. 

Ken Johnson - Crítico de arte del New York Times y autor del libro Are You Experienced? How Psychedelic Consciousness Transformed Modern Art.

Más información y venta de entradas

El centro del ciclón del Dr. John Lilly (viaje al interior de tu propio mandala)

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 10/03/2011

El gran explorador de la mente humana, el Dr. John Lilly, nos guía hacia el centro del ciclón, esa zona calma donde se revela el alma holográfica del universo (nosotros).

El Dr. John Lilly, pionero en comunicación con delfines, con extraterrestres, en los campos de la neurociencia, la informática y la pisquiatría, es uno de los científicos que más profundo se internó en la mente humana (situándose él mismo como sujeto experimental).  A Lilly le debemos más que a nadie la noción de que el ser humano es un organismo programable (el cerebro una biocomputadora) que, de hecho, constantemente está siendo programado —y almacenando profundamente programas— por el entorno, el lenguaje, las conductas y la genética. En su exploración (similar a un Jaques Cousteau del cerebro), Lilly se adentró en viajes psiconáuticos —utilizando hipnosis, neuroprogramación, cámaras de aislamiento y grandes cantidades de drogas psicodélicas— que lo llevaron por la pequeña puerta de su mente a la inmensidad del espacio cósmico, desafiando la cordura y la realidad. Pese a estas sondas extremas enclavadas en el edificio del pensamiento moderno como bulldozers, Lilly siempre mantuvo  la calma, un acercamiento científico, una admirable objetividad  (hasta el límite que ser objetivo es posible), lo que él llamó el "testigo justo" que todos tenemos —como el viajero que se desprende de su cuerpo para observarse.

Por todo esto Lilly es una de las grandes autoridades en atravesar las tormentas de la mente y buscar la flor de luz mandálica que se teje al interior del más violento ciclón. Para todos aquellos que no han cejado en incursionar por las zonas más sombrías de su propia mente, en esa guerra perenne que es el autoconocimiento, aventurándose por terrenos que la psiquiatría tradicional considera un peligro para la sociedad, les ofrecemos las palabras de este valiente psiconauta que arriesgó todo por entregar las perlas centrales del código psíquico del hombre.

El centro del ciclón es ese centro quieto de baja presión en el que uno puede vivir, literalmente, para siempre. Justo afuera de este Centro yace la tormenta rotatoria de nuestro ego, compitiendo con otros egos en una furiosa danza circular  de alta velocidad. Cuando uno se aleja del centro, el alarido del viento en rotación ensordece más y más hasta que te unes con la danza.  El ser centrado sintente-pensante de uno, nuestros satoris, están sólo en el centro, no afuera. Los estados motivados, empujados y jaloneados,  los infiernos autocreados, están afuera del centro.  En el centro del ciclón uno se desprende del Karma, de la vida, alzándose para unirse con a los Creadores del Universo, nuestros Creadores. Aquí descubrimos que nosotros los hemos creado a Ellos que son Nosotros.

Leer texto de  The Center of the Cyclone en inglés