*

X

Extorsionadores colocan collar con explosivos a una adolescente australiana

Por: pijamasurf - 08/03/2011

Supuestos extorsionadores colocan un collar con explosivos a Madeleine Pulver, hija de 18 años de una de las familias más adineradas de Australia.

Madeleine Pulver la adolescente australiana que tuvo un collar bomba en el cuello

En un caso que ha tomado por sorpresa al país, medios informativos reportan que una adolescente de 18 años regresó a su casa con un sofisticado collar explosivo colocado en su cuello. Durante más de diez horas expertos en explosivos de la policía australiana estuvieron trabajando para liberar a Madeleine del explosivo que le habían colocado. Al parecer el agresor penetró la mansión de los Pulver, una de las familias más adineradas de Australia, y tras arrastrar a la joven a una habitación y colocarle el dispositivo le advirtió que podría llamar a la policía pero que no debería darles "mucha" información, pues él estaría escuchando a través de micrófonos supuestamente instalados en el lugar y que podría detonar el explosivo por control remoto.

Al parecer esta modalidad criminal jamás había sido registrada en Australia y la policía, luego de liberar a Madeleine de su mortal atadura, ha dispuesto elementos especiales de su división de investigación,el Robbery and Serious Crimes Squad, a buscar a los responsables.  "No sabemos con lo que estamos lidiando... estamos trabajando muy duro para determinar exactamente de qué se trata y, a la vez, descartar el resto", afirmó el comisionado asistente, Mark Murdoch.

Aún no se ha informado si los padres de Madeleine recibieron algún tipo de extorsión o amenaza, y los especialistas en negociaciones de la policía se han negado a dar cualquier información.

* Actualización: la policía ha confirmado, para sopresa de cientos de medios que difundimos originalmente la noticia, que el dispositivo en realidad era falso y no contenía explosivos. Más información aquí.

[News AU]

 

 

Las dietas favorecen la autofagia: que tu cerebro se coma a sí mismo

Por: pijamasurf - 08/03/2011

Autofagia neuronal: Investigadores confirman que ante la carencia de una fuente alimentaria que lo provea de energía, el cerebro humano comienza a devorar sus propias células y emite ineludibles señales de hambre.

imagen electronica de un cerebro humano

Lo que ya se había comprobado con otras partes del cuerpo, ahora se ha confirmado que también sucede con nuestro cerebro: cuando pasa un lapso de tiempo relativamente extendido, sin que se le provea de una dosis de energía a través de alimento, este de dispone a devorar sus propias células. Lo anterior fue descubierto por investigadores del Albert Einstein College of Medicine en la Universidad Yeshiva de Nueva York. Ante la falta prolongada de alimento el cuerpo responde produciendo ácidos grasosos, lo cual es interpretado por nuestro cerebro como una señal de hambre y emite el impulso de comer. Si no se atiende este llamado, entonces el cerebro procede a alimentarse de sus propias células, un proceso conocido como autofagia, para así prevenir que los niveles de hambre atenten contra la vida del organismo. Y al parecer este proceso es el que impide que la mayoría de las dietas funcionen, pues generan mayor hambre.

"Un conducto fundamental para que cada célula se vuelva en contra de sus propios componentes es una especie de proceso de salvaguarda, el cual es también requerido en la regulación del apetito. Los tratamientos enfocados a  este conducto podrán hacer que tengas menos hambre y que quemes más grasa, una buena forma de mantener tu balance energético en un mundo en el que las calorías son baratas y abundantes", afirma el Dr. Rajat Singh, quien encabezó el estudio, para enfatizar que este descubrimiento podría revolucionar los tratamientos dietéticos.