*

X

La alucinante ilusión óptica que instaló la ciudad de París

Arte

Por: pijamasurf - 07/07/2011

Una obra anamórfica de arte-tierra ha sido instalada con gran éxito frente al ayuntamiento de la ciudad de París, fascinando a sus visitantes por desafiar la naturaleza de la percepción.

Una obra de arte urbano que desafía el juicio ha sido instalada en las afueras del ayuntamiento de París por el artista François Abelanet. La obra da la impresión de ser una esfera de pasto pero en realidad es plana.

Este arte de la tierra es anamórfico: una proyección distorsionada que cobra vida cuando se ve desde el ángulo correcto. Si alguien lo mira de lado se distingue en su forma real, pero si está de pie en el ángulo correcto se ve en 3D.

La obra cubre más de 1500 metros y mide 100 metros de largo, abarcando 1200 metros cuadrados de lona. Como puede verse en el video, crear este objeto de alcionación colectiva requirió de un trabajo monumental, aproximadamente 90 jardineros trabajaron durante 5 días para montarla.

¿A quién creer?, el título de la obra, juega con la incredulidad y la alteración de la percepción. La esfera parece tomar la forma de la Tierra, pero todo depende desde donde se mire.

Excelente animación de la alegoría de la Cueva de Platón narrada por Orson Welles

Arte

Por: pijamasurf - 07/07/2011

Animación narrada por Orson Welles ilustra la famosa alegoría de Platón sobre un mundo ilusorio del cual es necesario liberarse para percibir la luz narrada.

Mucho se ha dicho sobre la Alegoría de la Cueva de Platón, especialmente en los últimos años con el nacimiento del concepto memético de la Matrix y las simulaciones computacionales, renovando la vigencia de la sempiterna metáfora de Platón, el gran iniciado.

Un mundo —el que experimentamos cotidianamente— en el que, debido al condicionamiento, solo percibimos la sombra de una realidad más luminosa, en el que lo que vemos son meras proyecciones y  ecos de una realidad superior, del mundo de las ideas que solo es accesible para la mente liberada que puede percibir los arquetipos, más allá de la ilusión material: los cuerpos de luz, la energía y el código... esta metáfora y la enseñanza que contiene es, con sus variaciones, la tarea central de la experiencia humana.

"Es la tarea del iluminado no solo ascender al conocimiento y ver el bien sino tener la voluntad de descender de nuevo  con los prisioneros y compartir sus honores y sus miedos... y eso deben de hacer aun con el prospecto de la muerte", dice la poderosa voz de Orson Welles, haciendo referencia al destino del verdadero filósofo que como un bodhisattva se libera a sí mismo pero también regresa al mundo de las cuitas para liberar a los demás.