*

X

Mujer rocía a policías con leche materna en Delaware

Por: pijamasurf - 06/27/2011

Stephanie Robinette, de 30 años, contraatacó a policías que querían obligarla a bajar de su auto rociándolos con leche materna.

Stephanie Robinette roció con leche materna a policías en Delaware.

Apelando a la vieja premisa de que el mejor ataque es la sopresa, Stephanie Robinette decidió repeler a unos policías que intentaban obligarla a salir de su auto disparándoles con leche materna extraída de su seno. Esta caricaturesca escena de rebeldía contra-policial ocurrió en Delaware.

Al parecer Robinette se había peleado con su marido a quien golpeó en repetidas ocasiones (aconsejada por una buena dosis de alcohol que había ingerido durante una boda). Tras agredir a su esposo decidió encerrarse en un auto. Cuando los agentes, alertados por el golpeado cónyuge, trataron de sacarla del vehículo, la mujer les advirtió que ella era una madre y que estaba dando el pecho a su hijo”.

Desoyendo a la alcoholizada madre de 30 años los policías insistieron en en su propósito y fue entonces cuando ella extrajo su seno del vestido y comenzó a rociar a los oficiales con  leche materna. Finalmente Robinette fue detenida y ahora se le acusa de violencia doméstica, asalto, obstrucción de asuntos oficiales, resistencia al arresto y conducta desordenada. Este es un excelente ejemplo de cómo el alcohol puede hacer que las personas hagan cosas que normalmente no harían, dijo uno de los policías.

[NY Daily News]

Te podría interesar:

Lanzan primera campaña de publicidad orientada a monos

Por: pijamasurf - 06/27/2011

Bajo la premisa de que "el sexo vende", una primatóloga crea una campaña de marketing orientada a simios; al parecer pronto los simios podrían comenzar a padecer las molestias de la comunicación publicitaria.

mono capuchino

Una primatóloga de la Universidad de Yale, Laurie Santos, ha creado la primera campaña de publicidad orientada a monos. Su premisa es que el sexo vende, así que aludirá a este viejo recurso para llamar la atención de los simios. El proyecto fue desarrollado entre el Laboratorio de Cognición Comparativa de Yale y la agencia publicitaria Proton Studio para "determinar si la publicidad puede generar respuesta entre los primates".

El ejercicio, destinado a tratar de seducir a los monos capuchinos, consiste en presentar dos tipos de alimento: uno estará promovido por un cartel publicitario y el otro no. Luego de un tiempo en contacto con el material marketinguero los monos podrán elegir entre ambos alimentos. "Si tienden hacia uno y no el otro estaremos presenciando un cambio de preferencia gracias a nuestra campaña", afirma Keith Olwell, de Proton Studio.

De acuerdo con Olwell, la creación del cartel publicitario demandó "los más viscerales acercamientos". "No tienen el lenguaje o la cultura y sus lapsos de atención son muy efímeros. Así que tuvimos que ignorar cualquier pensamiento actualmente de moda para llegar al corazón de lo que es la publicidad".

Y al parecer este acercamiento visceral derivó reconociendo el viejo mantra publicitario de 'el sexo vende'. "Uno de los carteles muestra a una mono hembra con sus genitales expuestos junto al logo de la marca A. El otro muestra al macho alfa de la manada de capuchinos asociado con la misma marca". Pero si quisieras probar qué tan primitivo eres tenemos una mala noticia, ya que los carteles no serán dados a conocer hasta que haya concluido el experimento. "Los simios han demostrado en estudios previos amar las fotografías de los machos alfa y los genitales, así que creemos que esto regirá los hábitos de compra entre ellos".

[Wired]