*

X

Cristo del Pacífico: develan en Perú una estatua gigante de Jesucristo

Por: pijamasurf - 06/30/2011

A pesar de la polémica Alan García, presidente de Perú, presenta una gigantesca estatua de Cristo. La pieza de 37 metros de altura fue instalada en un monte a orillas de la capital.

estatua de jesucristo en lima conocida como el cristo del pcifico

Vigilando la capital peruana de Lima desde un monte, el Cristo del Pacífico finalmente fue develado a pesar de las grandes polémicas generadas alrededor de la instalación de esta monumental estatua. La pasión que el mandatario peruano, Alan García, depositó en esta pieza fue tal que incluso contribuyó de su propio bolsillo para fondear parte de su construcción. "Bendice y protege Lima" fue la frase que utilizó al presentar al gigantesco Cristo de 37 metros de altura (incluyendo el pedestal) hecho en Brasil.

La instalación del llamado Cristo del Pacífico fue ampliamente criticada y vista como un gesto mesiánico de vanidad por parte de García, quien esta próximo a finalizar su período al frente del gobierno peruano. Las críticas provienen de  arquitectos que aseguran que la estatua viola los códigos de construcción de Lima, de historiadores que afirman que el monte en donde se asienta es un recinto histórico por haberse librado una batalla contra Chile en el siglo XIX, así como de cientos de jóvenes que aprovecharon las redes sociales para manifestar su oposición.

Instinto psicoactivo: animales salvajes que consumen drogas

Por: pijamasurf - 06/30/2011

Los animales salvajes también recurren al placer metasensorial consumiendo diversos tipos de hongos y plantas psicoactivas ¿Es la "psicotropicidad" una tendencia de todo ser vivo?

reno comiendo hongos alucinogenos

Está comprobado que los animales salvajes recurren, habitualmente, al consumo de hongos o plantas con propiedades psicoactivas. Lo anterior nos invita a preguntarnos sobre una cierta tendencia psicotrópica implícita en una buena parte de los organismos vivos en este planeta. Curiosamente el consumo de drogas psicoactivas en la historia de la humanidad se asocia, por un lado, con un sentido de neuro-exploración y, por otro, con una búsqueda ritual, en algunos casos religiosa y en otros de espiritualidad autodidacta, de contactar los planos etéreos de la naturaleza de las cosas (o quizá mejor dicho, de las anti-cosas). Tomando en cuenta lo anterior resulta aún más sorprendente, y apasionante, el hecho de que los animales salvajes se vean naturalmente atraídos por estas sustancias.

Recientemente el neurocientífico David J. Linden publicó su libro The Compass of Pleasure: How Our Brains Make Fatty Foods, Orgasm, Exercise, Marijuana, Generosity, Vodka, Learning, and Gambling Feel So Good, en el que afirma que los animales salvajes «voluntaria y repetidamente consumen plantas y hongos psicoactivos». En la lista recopilada por Linden se incluyen aves, elefantes y monos, que gustosamente ingieren moras naturalmente fermentadas, así como gorilas, cerdos salvajes y puercoespines, que prefieren el singular viaje de la raíz de iboga, una planta altamente psicodélica que se encuentra en ciertas regiones de África. A esto hay que sumarle otros casos como los famosos renos que consumen ávidamente los hongos alucinógenos amanita muscaria que tienen a su alcance (razón por la cual tal vez son capaces de trasladar a Santa Clos volando alrededor del mundo).

Pero más allá del hecho de que los animales salvajes consumen psicoactivos, conducta ya confirmada, parece que la verdadera interrogante está en saber si lo hacen por neuro-placer o por mera supervicencia. Y este precisamente es uno de los puntos que Linden considera en su libro: «¿Pero en realidad sabemos si estos animales gustan de los efectos psicoactivos de la droga o simplemente están dispuestos a sobrellevar los efectos colaterales de consumir una valiosa fuente alimenticia?». Después de todo, la fruta fermentada es una sabrosa y nutritiva comida. Si bien es difícil distinguir los motivos de los animales, muchos casos sugieren que el efecto psicoactivo constituye la principal motivación para su consumo. A menudo consumen una pequeña porción de planta o de hongo, dejando ver el efecto nutricional es minúsculo contra el considerable efecto psicoactivo.

[Huffington Post]