*

X

Surrealismo contemporáneo desde Rusia: el arte de Boris Indrikov

Arte

Por: pijamasurf - 05/12/2011

Como si se tratara de un discurso artístico que podría catalogarse como pop medieval, la obra pictórica de Boris Indrikov mantiene una peculiar elegancia que no es fácil encontrar en el arte contemporáneo.

¿Qué hubiese pasado si Leonora Carrington hubiese viajado al entonces Leningrado para participar en un threesome con un artista medieval, tal vez masón, y con un joven estudiante de arte pop? Probablemente de ese encuentro habría surgido Indrikov, cuya obra muestra alusiones a la corriente surrealista pero a la vez revela una influencia, tal vez inconsciente, de la iconografía heráldica, e inclusive remite afiladamente a la melancolía propia de los grandes grabadistas japoneses (la cual por cierto se mantiene como algo inalcanzable).

La extravagante fusión de estilos impresos en la obra de Indrikovque resulta en un desfile de realismo fantástico, por el cual transitan seres revestidos con elegantes posturas corporales e insinuantes patrones: arlequines geométricos, anuales occidentalizados, señoras ataviadas con etéreos vestidos de noche, y otras entidades que demuestran siempre un dejo de parca sensualidad:

Call

Exchange

Rape of Europa

Unicorn dream

Sitio oficial de Boris Indrikov

Agua de la alcantarilla revela hábitos en el consumo de drogas de las ciudades

Por: pijamasurf - 05/12/2011

París prefiere la cocaína y el agua residual del fin de semana así lo atestigua; en Adelaide, Austalia, el éxtasis es la sustancia predilecta

París prefiere la cocaína, mientras que en Adelaide, Australia, la sutancia preferida es el MDMA. Dos estudios científicos recientes toman las aguas residuales que fluyen por el alcantarillado como muestra para analizar los patrones de consumo de las urbes.

Un estudio realizado en la Universidad de París-Surf encontró que el agua residual parisina se llena de cocaína y sus metabolitos los fines de semana y en menor medidad de MDMA.

En el reino de Oz, en Australia, las cosas son al revés. Un estudio de la Universidad de Adelaide mostró que los fin de semanas se quintuplica el uso de MDMA y sube el 30% el uso de metanfetamina; la cocaína se mantiene en tercer lugar toda la semana.

Otro estudio realizado en Estocolmo calculó que en la capital sueca se consumen más de 3 mil dosis de cocaína en una noche de fin de semana.

Un reporte anterior de la ONU sostenía que el uso de cocaína estaba distribuido de igual manera en Europa que en Oceanía, lo cual estos estudios contradicen, señalando que la coca es hasta 30 veces más prevalente en Europa, lo cual tiene cierta lógica tomando en cuenta las rutas del tráfico a través de África.

Por cierto, no es que los ciudadanos estén entrando en crisis y arrojen sus drogas por el retrete, sino que al analizar el agua residual se detectan las drogas en la orina y en el excremento.

[New Scientist]