*

X

Pakistán emplea a transexuales para perseguir a evasores fiscales

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/11/2011

Gobierno de Pakistán emplea a transexualespara asediar a personas que evaden impuestos, rescatándolos de una larga marginación.

La frase popular "Hay dos cosas que no se pueden escapar en la vida: la muerte y los impuestos", es especialmente verdad cuando los impuestos son recaudados por inexorables transexuales. Demostrando una veta creativa el gobierno de Pakistán ha rescatado a los transexuales de una larga marginación para emplearlos como oficiales del gobierno dedicados a perseguir a las personas que evaden impuestos para colocarlos en una situación incómoda que los haga pagar con menor dilación. Generalmente los transexuales se dedican solamente al entretenimiento o a la mendicidad debido a la descriminación.

Los transexuales en Pakistán, alrededor de 50 mil según información de la BBC, han logrado que  la Corte Suprema les conceda legalmente la condición de elegir pertenecer al tercer sexo y así constatarlo en sus  cedulas de identificación.

 

Niño de 7 años en pijama roba auto y viaja 20 millas en búsqueda de su papá

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/11/2011

Un niño de 7 años condujo el Pontiac Sunfire de su padrastro a más de 80 km/h; el niño había madrugado y en pijama se dirigía a visitar a su padre.

En un épico episodio de persecución  —de tabloide o comedia para toda la familia—, un niño de 7 años tomó el Pontiac Sunfire de su padrastro y lo condujo a lo largo de 20 millas (32 km) a más de 80 km/h. Cuando la policía lo detuvo, el joven conductor, en pijama (como todo verdadero dandy), empezó a gritar que quería visitar a su papá.

La persona que llamó a la policía se sorprendió de ver a un niño de esa edad manejando en una extraña posición para alcanzar los pedales.

Según la policía, la madre, que trabaja turnos nocturnos, estaba durmiendo el lunes por la mañana cuando el chico robó el auto y no se percató de su ausencia hasta que la policía la llamó.

Y si bien el niño seguramente fue regañado, la irritación de su madre difícilmente mellará los futuros contratos que este joven podría recibir de distintas escuderías, hambrientas de un piloto tan prometedor como este pequeño Fittipaldi del estado de Michigan.

[Gawker]