*

X

¿Es el presidente de Egipto, Hosni Mubarak, el hombre más rico del mundo?

Política

Por: pijamasurf - 02/08/2011

Con una fortuna que se calcula podría llegar a los 70 mil millones de dólares, repartida en bancos de Suiza y el Reino Unido y en propiedades en Londres, Nueva York y Los Angeles, Hosni Mubarak podría ser el hombre más rico del mundo

Hosni Mubarak, quien cumpliría 31 años en el poder este año (algo que parece poco probable), ha acumulado en su mandato una exorbitante fortuna, que algunos analistas calculan gira alrededor de los 70 mil millones de dólares, lo que lo convertiría en el hombre más rico del mundo si se sigue la lista oficial. Carlos Slim con 53.5 mil millones de dólares y Bill Gates con 53 mil millones encabezan la lista de Forbes, sin embargo, como el caso de Mubarak sugiere, esta lista es poco fidedigna ya que las personas que tienen cuentas secretas o que buscan esconder el nivel de su riqueza no figuran en la lista. ¿Cuánto dinero tienen en realidad familias de un linaje acaudalado como los Rothschild o los Rockefeller? Seguramente mucho más de lo que Forbes nos dice.

Según expertos en el Medio Oriente, Mubarak tiene su dinero en bancos de Suiza, el Reino Unido y en propiedades en Londres, Nueva York y Los Angeles (los cálculos van desde los 40 a 70 mil millones de dólares, aunque Forbes dice que son exagerados).

Según el analista de Princeton, Amney Jamal, el mandato de tres décadas de Mubaraka lo ha mantenido en posición perfecta para llevarse una tajada de la acción financiera de su gobierno; algo que habría iniciado cuando éste era parte del ejército, donde habría cortado abundantes pedazos del pastel de los contratos militares. Solamente Estados Unidos  ha dado 60 mil millónes de dólares en ayuda a Egipto durante la dictadura de Mubarak, buena parte del cual regresa a Estados Unidos a través de las grandes corporaciones que obtienen contratos millonarios en ese país (probablemente buena parte de lo restante va para Mubarak y sus amigos que otorgan estos contratos).

Según reporta el diario  Der Spiegel de Alemania, se está organizando la salida de Mubarak de Egipto para ser admitido y protegido en una clínica alemana en los siguientes días (y seguramente mantener su inmensa fortuna, en un franco saqueo de un país sumido en la pobreza). Actualmente el favorito para encabezar la transición es Omar Suleiman, el vicepresidente, un hombre cercano a Isarel y a las agencias de inteligencia de Estados Unidos.

[Global Post]

Carta del Subcomandante Marcos: la guerra contra el narco es el videojuego de Calderón, el negocio de Estados Unidos

Política

Por: pijamasurf - 02/08/2011

Una peligrosa simulación se genera en torno a la guerra contra el narco: el "gamer" Calderón y el imperio vecino mueven los hilos generando un país roto: un mejor negocio para la maquinaria de destrucción / despoblamiento y reconstrucción / reordenamiento geopolítico

Más allá de filias o fobias y de los cuestionamientos que puede generar la figura del Subcomandante Marcos, la carta que envío a la revista Proceso, dirigida a Luis Villoro, es, a nuestra forma de ver, un lúcido análisis de lo que está sucediendo en México con la llamada guerra contra el narco y los verdaderos intereses que están detrás de esta absurda batalla. El contenido de la carta coincide de manera notable con lo que hemos expuesto antes en nuestro artículo: El verdadero motivo detrás de la guerra contra el narco (la invasión silenciosa de un estado fallido), donde mecionamos el enorme negocio que representa la guerra contra el narco para contratistas estadounidenses, como Blackwater (ahora Xe Services), algo que menciona tal cual Marcos.

Marcos argumenta que Calderón al principio de su sexenio, de forma similar a Roosevelt, quien dijerá supuestamente: "Yo daría la bienvenida casi a cualquier guerra porque creo que este país necesita una”, decidió tener su guerra, lo que es una decisión económica y estratégica: ha servido para engrosar el ejército y para comprar armas (estrategia y economía). Aunque claros los beneficos económicos sobre todo van para Estados Unidos -quien provee armas tanto para el ejército y la policía como para el narco, borrando significativamente la frontera entre los unos y los otros-:

"Ganan los Estados Unidos con esta guerra “local”? La respuesta es: sí. Dejando de lado las ganancias económicas y la inversión monetaria en armas, parque y equipos (no olvidemos que USA es el principal proveedor de todo esto a los dos bandos contendientes: autoridades y “delincuentes” -la “guerra contra la delincuencia organizada” es un negocio redondo para la industria militar norteamericana-), está, como resultado de esta guerra, una destrucción / despoblamiento y reconstrucción / reordenamiento geopolítico que los favorece.

"Esta guerra (que está perdida para el gobierno desde que se concibió, no como una solución a un problema de inseguridad, sino a un problema de legitimidad cuestionada), está destruyendo el último reducto que le queda a una Nación: el tejido social.

"¿Qué mejor guerra para los Estados Unidos que una que le otorgue ganancias, territorio y control político y militar sin las incómodas “body bags” y los lisiados de guerra que le llegaron, antes, de Vietnam y ahora de Irak y Afganistán?"

Marcos ve en la descomposición del tejido social  y en la ablación de la identidad colectiva una forma de planeación para una invasión militar de Estados Unidos. Es curioso que Felipe Calderón sea un aficionado a los videoejuegos, en particular al de Age of Empire, un juego de estrategia militar:

Felipe Calderón Hinojosa es el “gamer” “que en cuatro años convirtió un país en una versión mundana de The Age of Empire -su videojuego preferido-, (…) un amante -y mal estratega- de la guerra” (Diego Osorno en “Milenio Diario”, 3 de octubre del 2010).

Es él que nos lleva a preguntar: ¿está México siendo gobernado al estilo de un videojuego? (creo que yo sí puedo hacer este tipo de preguntas comprometedoras sin riesgo a que me despidan por faltar a un “código de ética” que se rige por la publicidad pagada).

Felipe Calderón Hinojosa no se detendrá. Y no sólo porque las fuerzas armadas no se lo permitirían (los negocios son negocios), también por la obstinación que ha caracterizado la vida política del “comandante en jefe” de las fuerzas armadas mexicanas...

¿De los videojuegos de estrategia a los “simuladores de combate aéreo” y “disparos en primera persona”? ¿Del Age of Empires al HAWX?

El HAWX es un videojuego de combate aéreo donde, en un futuro cercano, las empresas militares privadas (“Private military company”) han reemplazado a los ejércitos gubernamentales en varios países. La primera misión del videojuego consiste en bombardear Ciudad Juárez, Chihuahua, México, porque las “fuerzas rebeldes” se han apoderado de la plaza y amenazan con avanzar a territorio norteamericano-.

Quizás ante este desastre sólo queda el humor negro: ¿Juega Calderón videojuegos borracho sin darse cuenta que está jugando sobre el tablero de la realidad, apostando con sus contrincantes porque sabe los resultados desde antes, porque el juego está arreglado y al perder el país, una pequeña elite gana? Quizás una nueva manta podría decir ¿Tu dejarías a Felipe Calderón jugar videojuegos con tus hijos?

Leer carta completa en Proceso