Pijama Surf

Jincey Lumpkin, la Hugh Hefner del porno lésbico

La dueña de la productora Juicy Pink Box ha revolucionado el porno, creando películas hechas para mujeres lesbianas con un toque de hiperestética y sensibilidad femenina

Por: pijamasurf - 10/01/2011 a las 13:01:12

“Hay una diferencia entre la acción entre chica y chica y el porno lésbico”, dice Jincey Lumpkin, la flamante dueña del sitio Juicy Pink Box (Jugosa Caja Rosa). “En chica con chica, las mujeres tienen sexo para la cámara. En vez de besarse, se meten las lenguas y pegan los labios. Está escenificado para que en cualquier momento llegue un tipo, y la chicas digan “Oh Dios, estás aquí, ven y metemelo”.

Jincey Lumpkin ha revolucionado la industria del porno, creando porno hecho por lesbianas para lesbianas, introduciendo una manufactura de calidad, entre cool y glam que apela a los gustos de las mujeres gay o bisexuales. Un estudio reciente en Europa muestra que 70% de las mujeres gay comprarían más porno si estuviera hecho expresamente para ellas. Esto es justo lo que está haciendo Lumpkin, una nueva celebridad en la comunidad lésbica, apodada “la Hugh Hefner del porno lésbico” y recientemente nombrada por la revista Out, como una de las 100 personas más atractivas del 2010, en una bizarra lista que incluye a Ricky Martin y a Rachel Maddow.

Lumpkin empezó como abogado en Nueva York, ganando sueldos de 6 cifras, pero fue ahí cuando inició un blog de porno lésbico que de alguna forma prendió mecha y la inspiró a convertirse en una pornógrafa de tiempo completo. Su compañía Juicy Pink Box, actualmente produce películas, tiene un sitio para miembros en internet y vende DVDs.

“Todos con los que trabajo son al menos bisexuales. Mi meta es mostrar química verdadera”, dice Lumpkin. “Debido a la estética y a la mezcala de porno tradicional y moda, logramos trabajar con personas que nunca harían porno. Para ellas es interesante ya que nunca les pasa que modelos se desnuden y toquen su vulva”.

Lumpkin gasta buena parte de su presupuesto en estilistas, y en ropa (algo que generalmente no sucede en el porno) de diseñadores y no en lencería barata, buscando un look cool y glamouroso.

Muchos (o muchas), le preguntan a Lumpkin que cuando actuará ella en sus propias películas, pues ciertamente tiene la materia para hacerlo. Mientras tanto esta linda lesbiana sigue expandiendo su sensible porno imperio (y probablemente, como Hugh Hefner, disfrutando de las modelos y actrices de sus películas).

Vía The Daily Beast


Comentarios



Comenta.

Tu email no será publicado. Datos Obligatorios*

 
1NULL