*

X

8 inspiradoras imágenes del octavo planeta: Neptuno

Por: pijamasurf - 01/13/2011

Neptuno es el planeta más alejado del sol pero su majestuosa orbita azul le permite ser un cuerpo radiante aún en el margen de la penumbra

El intrigante Neptuno es el planeta más alejado del sol dentro de nuestro sistema. Pero este poético atributo no le demerita en belleza sino al contrario, al ser el planeta que más distancia mantiene en relación al astro padre, Neptuno manifiesta un especial atractivo:

El ecuador de Neptuno es cuatro veces más largo que el de la Tierra y su densidad representa 17 veces la masa de nuestro planeta.

Su nombre proviene del dios romano de los mares y por ello es representado con el símbolo de un tridente.

Los vientos que transitan el horizonte de Neptuno alcanzan inspiradoras velocidades de hasta 700 km/h lo cual sugiere una atmósfera altamente dinámica.

Este planeta cuenta con 12 lunas, entre ellas Tritón (captada en esta imágen), la más grande de todas.

La única nave espacial, humana, que ha llegado a Neptuno fue el Voyager 2, en 1989. Entre otras sorpresas se encontró con dos monumentales huracanes.

Descubierto en 1864, Neptuno fue el primer planeta hallado a través de cálculos matemáticos y no por observación empírica, ya que es uno de los dos planetas que no son detectables a simple vista desde la Tierra.

imágenes via MNN

Ofiuco, el supuesto nuevo signo del zodiaco, genera una crisis masiva de identidad

Por: pijamasurf - 01/13/2011

El signo del zodiaco que te había acompañado a lo largo de la vida tal vez ya no sea tuyo; el anuncio de que Ofiuco se incorpora al menú zodiacal genera una crisis masiva de identidad alrededor del mundo

Aquellos tiempos en los que tu signo del zodiaco, ese que te ha acompañado durante toda la vida, constituía un pilar fundamental de tú identidad, y del ejercicio de la autocomprension, podrían haber terminado con una nueva noticia: la aparición de un nuevo personaje dentro del menú zodiacal: Ofiuco. Por si no fuera suficiente vivir en una época profundamente compleja, en la cual la claridad y el autoconocimiento aparecen como joyas tal vez inalcanzables, ahora tenemos que sumar a ello la evolución (o quizá tergiversación) del ancestral mapa que triangula el momento de nuestro nacimiento con el espejo astral?

Hasta cierto punto es entendible que el anuncio de una posible variación zodiacal haya generado tal bullicio alrededor del mundo ya que históricamente este sello ha jugado un papel fundamental en la dinámica astrosocial. Pero como cualquier otra noticia o posibilidad que cimbre la psique colectiva, se ha generado en torno a ella posturas contrastadas. Por un lado existe el argumento de que el tradiconal modelo del zodiaco se proyectó hace aproximadamente tres mil años, periodo durante el cual la posición de la Tierra frente al Sol ha variado significativamente. Esta versión, que ya se viene manejando desde hace años y que algunos especialistas como el astrólogo Joe Rao de sitio Space.com traducen en un desfase de las constelaciones que se calcula en un mes. Sin embargo, los defensores originales de esta postura no contemplan la inclusión de un nuevo signo.

En el extremo opuesto, se han levantado múltiples voces desmintiendo la posibilidad del nacimiento de ofiuco como un nuevo signo del zodiaco. Muchos lo han considerado como una interpretación frívola y que solo fomenta la confusión ya de por si generalizada, por ciertos ambos rasgos característicos del movimiento del New Age. Y tampoco han faltado aquellos que atribuyen  esta noticia a una estrategia dedicada a alimentar una agenda oculta que aún se mantiene indescifrable.

Pero más allá de especulaciones no deja de ser algo notable la frenética viralización de esta noticia, transmisión memética que a fin de cuentas se ha desdoblado en una especie de angustia generalizada, fenómeno que queda en manifiesto en los comentarios y mensajes publicados por miles de usuarios en diversas redes sociales y blogs. Y al parecer lo único cierto es que esta masiva crisis de identidad en torno al traslape zodical beneficiará directamente a un gremio cuyos servicios se popularizarán todavías más: los psicólogos y terapeutas alternativos.