*

X

8 inspiradoras imágenes del octavo planeta: Neptuno

Por: pijamasurf - 01/13/2011

Neptuno es el planeta más alejado del sol pero su majestuosa orbita azul le permite ser un cuerpo radiante aún en el margen de la penumbra

El intrigante Neptuno es el planeta más alejado del sol dentro de nuestro sistema. Pero este poético atributo no le demerita en belleza sino al contrario, al ser el planeta que más distancia mantiene en relación al astro padre, Neptuno manifiesta un especial atractivo:

El ecuador de Neptuno es cuatro veces más largo que el de la Tierra y su densidad representa 17 veces la masa de nuestro planeta.

Su nombre proviene del dios romano de los mares y por ello es representado con el símbolo de un tridente.

Los vientos que transitan el horizonte de Neptuno alcanzan inspiradoras velocidades de hasta 700 km/h lo cual sugiere una atmósfera altamente dinámica.

Este planeta cuenta con 12 lunas, entre ellas Tritón (captada en esta imágen), la más grande de todas.

La única nave espacial, humana, que ha llegado a Neptuno fue el Voyager 2, en 1989. Entre otras sorpresas se encontró con dos monumentales huracanes.

Descubierto en 1864, Neptuno fue el primer planeta hallado a través de cálculos matemáticos y no por observación empírica, ya que es uno de los dos planetas que no son detectables a simple vista desde la Tierra.

imágenes via MNN

Sexo en el espacio puede implicar dificultades si deriva en un embarazo

Por: pijamasurf - 01/13/2011

El sexo en el espacio debe ser una experiencia maravillosa pero aparentemente si derivara en un embarazo hay grandes posibilidades de que el bebé presentara malformaciones físicas

Sin duda la anti gravedad puede ser uno de los ingredientes más anhelados para incluir en un encuentro sexual. Flotar envuelto en la ligereza de una pareja, retando la flexibilidad del cuerpo, y llevando el kamasutra a un plano astral. Sin embargo, desde un punto de vista reproductivo el sexo en el espacio puede que no sea tan buena idea. El diario Journal of Cosmology publicó recientemente un número especial dedicado a todos los bemoles que implicaría concretar el plan de lanzar una misión tripulada por personas a marte.

Contrario al tabú de la NASA que jamás toca públicamente el tema de la vida sexual de los astronautas el Journal of Cosmology no excluye este tema. Una de las cosas que más llama la atención en este rubro es la dvertencia sobre los riesgos que un encuentro sexual que derive en un embarazo puede implicar para el bebé. Aparentemente la ausencia de gravedad provoca que el embrión carezca de ciertas fuerzas que influyen en la formación de su cuerpo. Un reciente estudio comprobó que embriones de un pez zebra que fueron cultivados en una cámara de microgravedad no lograron consolidar una estructura craneal adecuada.

Afortunadamente para los astronautas, existen medios anticonceptivos bastante efectivos que les permitirían cristalizar la astro paradisiaca fantasía de copular en gravedad cero sin preocuparse por los posibles efectos de su encuentro en la formación de un bebé. Ya habrá tiempo para investigar más a fondo el tema de la fecundación excenta de gravedad pero mientras tanto el placer  sexual parece algo viable, y hasta indispensable, para aquellos que se aventuran más allá de las fronteras de nuestro planeta.

via New Scientist