*

X

La actriz Michelle Williams esta orgullosa de su escena de sexo oral

Por: pijamasurf - 12/31/2010

Luego de partricipar en una polémica escena de sexo oral en la película Blue Valentine, Michelle Williams afirma estar orgullosa de haber participado en ella

Luego de la pudorosa polémica desatada en torno a su participación en una explícita escena de sexo oral, la actriz Michelle Williams afirmó no solo sentirse satisfecha sino orgullosa de haberla realizado. "Pense que yo nunca he visto eso en una película y me siento orgullosa de ser la primera. Bien por nosotros que hicimos que sucediera" declaró la actriz originaria de un pequeño poblado en Montana. Blue Valentine es dirigida por Dereck Cianfrance y trata de la evolución de un matrimonio contemporáneo a lo largo de los años.

"Como la mujer inmersa en la situación en cuestión, no le encuentro nada de escandaloso, o aqueroso" y tras ser informada que esta escena había propiciado que el film fuera catalogado como no apto para adolescentes, declaró "Estoy en shock. Sentí como si me dieran un manazo" comparando esta actitud el organismo que regula las clasificaciones de las películas con el castigo a una travesura infantil.

via Popeater

Te podría interesar:

Pulsos magnéticos en el cerebro modifican juicios morales

Por: pijamasurf - 12/31/2010

Pulsos magnéticos en una zona del cerebro hacen que una persona pierda la capacidad de juzgar entre el bien y el mal por unos momentos, según revela estudio de MIT

Nuestra capacidad de decidir entre" lo bueno y lo malo" es vista como una noción integral de la persona, sin embargo, además de la relatividad de estos conceptos, éstos son fácilmente intercambiables con la sola aplicación de pulsos magnéticos en cierta zona del cerebro. Investigadores de MIT han encontrado que la zona cerebral justo arriba y detrás de la oreja derecha controla el sentido de la moralidad. Bloqueando la actividad celular de esta zona, conocida com unión derecha temporo parietal se altera sinificativamente el razonamiento moral.

La investigadora Liane Young dijo a la BBC: "Crees que la moralidad es un comportamiento de alto desarrollo. Pero poder aplicar un campo magnético a una región específica del cerebro y cambiar el comportamiento moral de una persona es asombroso".

En el experimento se le preguntó a 20 participantes qué tan aceptable era para un hombre dejar que su novia caminara sola por un puente que sabían era peligroso. Después de recibir 500 milisegundos de pulsos magnéticos en el cerebro, los veredictos se modificaron hacia el resultado y no el principio moral. Si la novia lograba cruzar el puente asalvo entonces se juzgaba que el novio había hecho lo correcto. Con estos pulsos se suspendió la capacidad de hacer juicios considerando las intenciones de las personas.

El equipo de MIT logró encontrar con precisión milimétrica esta zona del cerebro, lo que abre la oscura posibilidad de que este tipo de estímulos transcraneales puedan ser reproducidos con tecnología que no necesite de la aplicación de electrodos, como ultrasonidos por ejemplo, y sea empleado para alterar la moralidad de una persona de forma que la ponga en peligro.

Vía BBC