*

X
En septiembre se estrenará Diaspora, red social independiente con una filosofía opuesta a la de Facebook: el respeto a la privacidad

En un intento por descentralizar la hegemonía de una red social en internet, ofreciendo a sus miembros una filosofía mucho más libre y ética frente a su privacidad, emerge Diaspora, una red social independiente concebida por un colectivo de estudiantes de la Universidad de Nueva York. Este proyecto buscará, desde una trinchera que enfatiza en valores como la privacidad, y la libertad de comunicación y asociación entre una comunidad de personas, retar al gigante digital, Facebook, en la preferencia de los usuarios de internet.

Fondeado a través de donaciones voluntarias recabadas por medio del sitio kickstarter.com, a diferencia de la ronda de inversionistas que apoyó a Facebook, entre los que se incluían ex directivos de la CIA, Diaspora lanzó una modesta petición de $10,000 dólares para financiar la programación de esta nueva red. Sin embargo, la simpatía que ha generado este proyecto alternativo desde que se anunció por primera vez, le valió para obtener veinte veces más fondos de lo que originalmente solicitó, logrando reunir $200,641 dólares a través de 6,471 donantes que aportaron desde cinco dólares hasta unos cuantos miles. Y esto no es todo, ya que múltiples organizaciones y personas ofrecieron, gratuitamente, sus servicios para colaborar en el desarrollo de Diaspora.

Diaspora se originó a partir de un grupo estudiantil de programadores convencidos de la urgente necesidad de que una red social fuese creada en internet, basada en la filosofía del open source o código abierto, y que permitiera a sus miembros un control total sobre la información que almacenaban y compartían a través de la comunidad digital. Y como premisa esencial coincidían en que esta información debería mantenerse al margen de cualquier interés corporativo, evitando de esta forma que eventualmente fueran “utilizados” en sintonía con sombrías agendas e intereses comerciales. En esencia, este proyecto tributa la idea de que la privacidad y el compartir información no son conceptos excluyentes como nos lo han hecho pensar otras redes sociales, en particular Facebook.

Tras intensas jornadas de código y algoritmos que darán forma al alma informática de la nueva comunidad, y largos meses de trabajo por parte de todos los involucrados, parece que finalmente el proyecto verá su primera luz digital este próximo 15 de septiembre, tal como esta anunciado en el blog oficial. Las expectativas generadas en torno a Diaspora, como una alternativa a Facebook son enormes, y miles de usuarios, o tal vez millones, ya se preparan para probar esta nueva opción, muchos de ellos cansados de las cínicas políticas de privacidad que impone la red de Zuckerberg y compañía.

Curiosamente la fecha definitiva del lanzamiento de Diaspora se da en un momento clímax de las críticas contra Facebook, de quien no sólo se ha denunciado su flagrante maltrato a la privacidad de sus usuarios, la presencia de intereses ligados a la CIA en su consejo de inversionistas, así como su discriminación en contra de ciertas causas y organizaciones, como grupos a favor de la legalización de la marihuana, o la página de WikiLeaks, sino que ahora, el último escándalos facebookero consiste en que esta red ha entablado una agresiva campaña legal en contra de todo proyecto digital que utilice las palabras “Face” y “Book” dentro de sus nombres.

La llegada de Diaspora será un suceso fundamental dentro del tablero digital. Con ella, millones de usuarios podrán manifestar su desaprobación frente a la filosofía de Facebook de una manera tangible: migrando sus perfiles a un proyecto que encarna, diametralmente, su alterego. Sin embargo, la misión que muchos hemos confiado a Diaspora no será fácil, ya que Facebook con sus más de 500 millones de usuarios se ha convertido en un elemento cuya presencia es ya casi intrínseca en la vida cotidiana de sus miembros.

Pero, ¿Quien hubiera apostado hace unos años a que a estas alturas MySpace, la alguna vez reina de las redes sociales, estaría relegado a un discreto y poco significativo? El caso MySpace y decenas de otros más, nos sugieren que, como en todo otro mercado o nicho social, los fenómenos son cíclicos y la mayoría de ellos termina por ser más bien efímero. Proceso natural que Facebook podría haber acelerado con sus políticas abusivas y su poca ética sociodigital.

Finalmente, y en caso de que Diaspora consiga el éxito que muchos prevemos y deseamos, quedará por ver si este proyecto realmente logra mantenerse alejado de las garras corporativas y las agendas comerciales, una vez que se haya consolidado como un pulso social dentro de internet. Pero eso sólo el tiempo lo podrá revelar.

Mientras tanto, en Pijama Surf te confesamos que realmente nos emociona la idea de que pronto emergerá, desde las cristalinas aguas del hiperespacio, una verdadera alternativa frente a Facebook, plataforma que a pesar de que aprovechamos para difundir nuestra información, mucha de ella crítica en contra del propio Facebook, invariablemente nos deja un mal sabor de boca y nos produce desconfianza. De hecho, aprovechamos para invitarte a que te unas al grupo de Facebook "Vámonos a Diaspora" con el propósito de inseminar los jardines digitales con una alta dosis de dignidad del usuario frente a las plataformas digitales.

Esperamos encontrarnos con nuestros estimados lectores en este aparente oasis digital llamado Diaspora, y les pedimos que nos ayuden a difundir estas semillas etéreas como una manifestación que refleja el valor que damos a nuestra privacidad y nuestro derecho al libre intercambio de información.

Visita el sitio de Diaspora

Rentan cuartos de hotel para dos personas y consumen fantásticos menús para mantener contentas a sus jóvenes novias digitales y recrear la ilusión del primer amor, en el adictivo juego Love Plus+.

No hay como la ilusión del primer amor, pero para algunos japoneses la tecnología provee un sucedáneo. A través de un juego de realidad virtual los usuarios pueden revivir ese insuperablecandor y tomar vacaciones reales y vivir noches románticas en hoteles con chicas simulacro. La duluzura y la tímidez, el sueño de la pureza, son recreados (magistralmente, según los usuarios) por el juego de simulación de citas LovePlus+. El juego desarrollado por Konami y jugado en el DS de Nintendo ha formado una alianza con el puerto de Atami, a un lado de Tokio, para crear en este espacio físico la meca donde los usuarios logran consolidar su relación con su novia virtual. Un turismo híbrido donde se rentan cuartos de hotel para dos personas, y una es un hombre y otra es una inocente chica hecha de bits y píxeles.

Los usuarios del juego pueden elegir entre la niña buena Manaka, la atrevida y candente Rinko o Nene una especie de hermana grande autoritaria. Sin embargo, las chicas no son fáciles y el juego se trata de mantener una relación estable. Los jugadores caminan de la mano con sus novias tocando la pantalla táctil, flirtean vía mensajes de texto y hasta se ecuentran a la salida de la escuela para un beso fugaz. Con el micrófono del aparato, los jugadores pueden mantener conversacions con sus novias. Una apliación de iPhone les permite tomarse fotos con las niñas.

Si logran obtenre punto de novio, se les recompensa con una salida a solas al puerto de Atami, aquí la realidad virtual se fusiona con la realidad en una especie de realidad aumentada. La novia se pone una yukata, un casual kimono veraniego, van a presenciar los fuegos artificiales y pasan una noche en el Hotel Ohnoya, con sus baños romanos.

El Wall Street Journal reporta la visita real a Atami de uno de los jugadores de Love Plus, el gamer Shunsuke Kato, quien entusiasmado con visitar los lugares que conocía de la mitología del juego se encontró con que su novia Manaka le estaba haciendo la ley del hielo y no pudo disfrutar de esta gran cita debido a los caprichos de su chica.

Manaka estaba enojada con él porque sólo había jugado 10 minutos un día. "En día fuera del trabajo pasó dos horas con ella. Supongo que comparado con otras personas que vienen aquí nuestra relación es algo tibia", dijo Kato.

Manaka es una chica exigente y ha sido programada para que se le trate como una princesa y los hombres son adictos a las princesas virtuales con sus carácteres indescifrables.

Atami, a una hora de Tokio, solía ser muy popular con parejas en su luna de miel como un escaparate romántico, pero en los últimos años ha estado en decadencia. Ahora es un refugio romántico virtual. Las autoridades locales hicieron un esquema de promoción cruzada con los desarrolladores del juego.

En el Hotel Ohnoya, el staff está entrenada en Love Plus+ y trata a los clientes como si fueran parejas aunque en realidad sólo haya un huesped. El gerente Atsurou Ohno, dice que tratan de no hacer muchas preguntas ya que sabe que los gamers está inmersos en el juego. Aunque puede ser complicado para el staff que haya tantas chicas con el nombre de Manaka, por ejemplo, en el hotel, y una confusión en este sentido podría celar y mistificar a uno de los gamers al enterarse que su novia está durmiendo en la habitación de otra persona al mismo tiempo que esta durmiendo en su habitación.

Algunos restaurantes tienen menús especiales y los hoteles llegan a cobrar el doble por una habitación que indulge en la fantasía. Sin embargo para los jugadores de este videjuego revivir como una verdadera ilusión el amor adolescente no tiene precio.