*

X
El experto en seguridad Barnaby Jack nos muestra como obtener avalanchas de dinero de máquinas expendedoras de efectivo.

En una reciente presentación durante la conferencia de seguridad Black Hat, en Las Vegas, el experto en seguridad Barnaby Jack logró extraer dinero de diferentes cajeros automáticos (ATMs), incluso hizo que uno escupiera billetes por varios minutos al sonido de un jingle.

"Después de estudiar cuatro modelos diferentes, en cada ATM que he visto encontre una vulnerabilidad tipo 'game-over' que me permitió obtener dinero de una máquina". Incluso identificó un ataque vía internet que no requiere acceso físico.Y en el caso del acceso físico su kit de asalto no requiere gastar más de 100 dólares.

En el caso de un ATM hecha por Triton, la tarajeta madre del aparato está protegida solo por una puerta con un candado para el cual se puede comprar una llave en línea. Luego usó un puerto USN en la tarjeta madre para subir su propio software, el cual cambió el display de la máquina, produjo dinero y hasta emitió una feliz melodía celebrando la avalancha de efectivo.

Jack dijo que es posible encontrar ATMs usando una computadora para que llame un número tras ootros; pudo localizar numerosas máquinas en un par de horas bsucando a través de un intercambio de 10 mil números. Un hacker luego podría explotar la vulnerabilidad del software para instalar un software de control conocido como rootkit. Para extraer el dinero luego sólo tendría que visitar el ATM con una tarjeta falsa o robar información de otros usuarios.

Una pregunta vía Bertol Brecht: "¿Quién es más criminal, el que hackea un banco o el que lo funda?"

'Dickheads' se reúnen para celebrar el primer festival en honor a uno de los más grandes escritores de ciencia ficción de la historia.

Pocos escritores tan peculiares y subrepticiamente influyentes en nuestra cultura, Phillip K. Dick es el gran vidente de las distopias que se adivinan en el horizonte, distopias de alta bizarria que pueden ser redimidas por el verdadero contacto humano en un mundo enajenado por la tecnología. Este escritor de ciencia ficción cuyos textos se han convertido en films como "Blade Runner" o "Total Recall", por decir algunos, tiene ya su primer festival conmemorativo. Los fanáticos más porfiados, los verdaderos "dickheads", peregrinaron a las montañas de Colorado, la sede de la novela The Man in the High Castle, a compartir un fin de semana de parafernalia dickiana: lecturas, discusiones, música (una banda que tiene el single "Palmer Eldritch", como el personaje de K. Dick) túneles de realidad, etc. Los escritores David Gill y Erik Davis manjearon 20 horas a este festival donde se encontraron con "tipos raros como nosotros". En el camino tomaron esta imagen de extraterrestres pintados por indígenas que tiene de 2000 a 8000 años de antigüedad en la frontera entre Utah y Colorado.

La locación del festival no contó con señal de internet o teléfonos celulares, por lo cual los participantes tuvieron que desconectarse para conectarse entre sí y a la obra de Phillip K. Dick, quien a casi 30 años de su muerte es cada vez más vigenete por su capacidad de imaginar el futuro que ahora vivimos y crear una puerta secreta para escapar de nuestra destrucción inminente.

Vía Io9