*

X

Pastillas para hacerte más inteligente: nootrópico hace que crezcan neuronas

Salud

Por: pijamasurf - 07/10/2010

El P7C3 hace que neuronas que generalmente no sobreviven lleguen a su madurez; la era del doping mental está cada vez más cerca, conspicua, permeable: bienvenidos al mundo de la neurocosmética.

Una de la siguientes tentaciones fundamentales del ser humano será "me drogó para ser más listo que los demás". Aunque una versión recreativa de esto se da cotidianamente a través de las drogas de diseño y algunos otros estimulantes como el éxtasis y la cocaína, el doping mental está a la vuelta de la esquina. Actualmente fármacos como los ampakines, los racetams, la ritalina o el aderall representan una ventaja en el trabajo intelectual y, sin embargo, sus alcances son limitados o incompletos; la siguiente generación de nootrópicos podrá convertirte en Spock.

La flamante nueva adquisición a la familia noótropica (ver investigación de Pijama Surf sobre las sustancias acrecentadoras de la cognición humana) es P7C3, un fármaco que suena entre 2bc y polvo de ángel pero que además de ayudar a tratar el Alzheimer, hace que se desarrollen neuronas que normalmente no sobreviven y, en ratones, provocan mejores resultados en pruebas de memoria y aprendizaje. Los ratones somos nosotros en el futuro.

Los investigadores de la Universidad de Texas Southwestern desarrollaron un compuesto aún más efectivo llamado A20, el cual no solo podría tener aplicaciones neuroprotectivas sino de mejoramiento significativo.

¿Tomar o no tomar la pastilla? Esa es la cuestión que acecha en el laberinto del futuro de la mente humana.

Vía Yahoo

¿El más feo es el más grande? Wal-Mart es la mayor empresa del mundo

Por: pijamasurf - 07/10/2010

Fortune 500 ubica a Wal-Mart como la empresa más grande del mundo; la cadena de supermercados es famosa por sus denigrantes prácticas comerciales y laborales

Al parecer resulta cierta la ecuación que dice que la poca ética empresarial es proporcional a la rentabilidad de una corporación. El hecho de que una empresa que ha forjado una fama internacional alrededor de denigrantes prácticas mercantiles y laborales contra sus empleados, sus proveedores, sus competidores y, claro, sus clientes, se ubique en el primer lugar como la empresa de mayor facturación en el mundo, debería ser suficiente para propiciar una crítica profunda al actual sistema financiero.

La gigantesca cadena estadounidense de supermercados desbancó a la no menos obscura petrolera Shell, en el primer sitio de la lista que publica anualmente la revista Fortune 500 con las empresas más grandes del mundo de acuerdo a su volumen de facturación y rentabilidad. Resulta que en el último año Wal mart facturó más de 408 mil millones de dólares que se tradujeron en beneficios de más de 14 mil mdd.

Wal Mart se ha distinguido por cuestionables prácticas laborales con sus empleados, destacándose como uno de los peores lugares para trabajar en el mundo. Pero su poco ética filosofía de mercado también victimiza a sus proveedores, frente a quienes establece precios por debajo del valor real de sus productos, pero a la vez, al poseer grandes porciones de los mercados locales, sabe que los proveedores no podrán abstenerse de abastecerlos.

Entre otros de sus sombríos recursos estratégicos, esta la famosa táctica de la tenaza: cuando Wal Mart aterriza en un mercado local, establece supermercados cercanos entre sí, y que rodeen a la competencia, con el propósito de aplastar a sus contrincantes. Una vez que ha propiciado el cierre de establecimientos competidores, simplemente cierra la tienda que menos factura y se queda controlando la zona con su sucursal que sobrevive. También, al estrenarse en un mercado local, esta cadena baja sus precios a un nivel lejano a cualquier margen rentabilidad. Con ello, literalmente revienta a la competencia que no puede ofrecer los mismos precios ya que no cuenta con el subsidio del capital corporativo de Wal Mart. Una vez que el resto de los establecimientos se ha visto forzado a cerrar sus puertas por no poder competir, los señores de Wal Mart simplemente elevan sus precios una vez limpiado el terreno.

Frente a las críticas y denuncias masivas, Wal Mart siempre recurre a un argumento que, si se reflexiona con detenimiento, resulta de gran cinismo. Frente a las acusaciones de desestabilizar los mercados locales la cadena afirma que, a cambio de prácticamente monopolizar dichos mercados, genera miles de empleos (actualmente hay más de dos millones de empleados suyos alrededor del mundo). Sin embargo, hay estudios que han comprobado que tras sus salvajes prácticas comerciales frente a los competidores, supermercados locales, pequeñas tiendas de abarrotes, etc, por cada empleo que la cadena genera se pierden tres empleos dentro de la comunidad local.