*

X
Al Qaeda lanza su primer producto periódico de propaganda digital; la revista Inspire da lecciones en inglés para los wannabes terroristas de occidente

Apelando a un sector de potenciales terroristas entre los jóvenes de naciones occidentales, principalmente en Europa, Al Qaeda lanza en internet su revista Inspire, que apunta a encaminar el radicalismo islámico de países como Alemania o Inglaterra, hacia un terrorismo efectivo. Al parecer la gente de Al Qaeda esta aprovechando dos de las tendencias que han marcado la era digital: la facilidad de promover y comunicar, masivamente, un mensaje. Y la descentralización de un movimiento a través de la apertura del conocimiento técnico en torno a una práctica que refleja una ideología puntual.

Inspire apunta a un grupo aspiracional de jóvenes occidentales que buscan proyectar en forma violenta y pragmática su devoción por la causa del terrorismo islámico (por cierto una práctica que contradice la esencia mística y pacífica de esta religión). Para acceder a ellos, y eventualmente incluso detonar un reclutamiento masivo alrededor del mundo, integrantes de una célula de Al Qaeda, que opera en Yemen, han lanzado esta publicación que, además de reforzar su endoctrinamiento, les muestra conocimientos prácticos sobre como construir y activar bombas, así como la manera de montar, con eficiente logística, un ataque terrorista en diversos escenarios públicos.

via Daily Mail

Televisa y su socio ganan el pedazo del pastel más grande de la banda de 1.7 ghz, ideal para telefonía celular e internet; el pastel también se reparte entre Iusacell y Telcel.

La mafia telecom mexicana, que comprende un duopolio en televisión y un monopolio en telefonía reconfigura su participación en el espectro de telefonía celular, sí, competencia, pero dentro de un oligopolio impenetrable. No hay que olvidar que los dueños de Televisa y TV Azteca tienen acuerdos para protegerse entre sí y sí bien Slim vendió su parte de Televisa, lo que vemos más que una compteencia por ofrecer mejores servcios es un juego de cartas entre miembros de una misma familia.

Telefónica, Televisa -junto con su socio Nextel- y Iusacell, de Ricardo Salinas Pliego, ganaron la licitación de frecuencias para telefonía celular e internet de gran capacidad, dio a conocer este viernes la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

El órgano regulador de las telecomunicaciones informó que las empresas ofrecieron un total de 2 mil 977 millones de pesos por el equivalente a 30 Megahertz (Mhz) para operar telefonía celular.

"La culminación de esta licitación constituye un hecho de gran relevancia para el país, puesto que los participantes ganadores dispondrán de una cantidad equivalente a 30 MHz adicionales de espectro radioeléctrico para ampliar y mejorar la calidad y cobertura de los servicios de telecomunicaciones", dijo Cofetel. Esta frecuenica es ideal para telefonía móvil y de Tercera Generación (3G) que comprenden voz, datos y video con los beneficios que proporciona el Internet.

En la página de internet de la Comisión Federal de (Cofetel) (www.cft.gob.mx), se pueden consultar “los resultados finales del procedimiento de presentación de Propuestas Económicas” de la licitación 21 correspondiente a la banda 1.7GHZ.

Según detalla la página, un bloque de 30MHZ en la región nueve que comprende el área metropolitana y Distrito Federal, ante la falta de posturas se declaró desierto.

Mientras que Telefónica y Telcel, por separado, se adjudicaron bloques de 10 y 20MHZ divididos en las regiones de la uno a la nueve.

Por las frecuencias que obtendrá Telcel ésta erogará 3,793 millones 865,000 pesos, mientras que Telefónica, a través de Pegaso Comunicaciones y Sistemas pagará al Estado 1,273 millones 884,000 pesos.

La información de los resultados finales de la presentación de propuestas económicas se publicó en la página de internet después del medio día de hoy martes, no obstante, el resultado se dio una semana antes de lo previsto, pues según el calendario de propuestas económicas de la Cofetel estaba prevista la última ronda para la próxima semana.

Con información de La Jornada y El Economista.