*

X
La fotografía erótica de Kasso tiene que ser una de la más altas manifestaciones del arte contemporáneo: fractales de la eterna forma femenina con la característica refinación japonesa, poesía de lo bizarro y seducción infecta.

La simetría de la forma sagrada: la vulva y la vagina, la V, esa pirámide inversa, que es en el espejo microcósmico de la Tierra el vaso del cielo, el caliz; desde el contexto urbano, a veces perverso, porcelana glacial, belleza a veces bizarra, máxima femenidad en la plata del papel o en la pantalla, como solo un fotógrafo japonés, de una refinación inasequible, podría vislumbrar. Rikki Kasso, como un dandi divinizado por la feminidad que lo acompaña, que le abre la puerta y se desnuda en esa ciudad fantástica que es Tokio, con el cielo entre los grandes edificios fálicos y las nubes que forman también otros fractales de la eterna forma femenina, produce sin duda uno de los cuerpos fotográficos más seductores en la actualidad, a la altura de cualquier otro fotógrafo, con la ventaja de dominar el tema que más nos atrae: la belleza de la mujer y la naturaleza entrelazadas por la mística simetría que nos revela que la feminidad es la cifra de nuestro planeta

 

Rikki Kasso mantiene el blog Tokyo Undressed, de donde hemos obtenido estas fotografías; seleccionarlas ha sido un proceso hipnótico, inabarcable por las miles de fotos que tiene Kasso, todas con la más alta calidad estética y el más puro magnetismo erótico. Autor de varios libros, pinturas y hasta películas, Kasso yuxtapone las imágenes, los cuerpos con paisajes celestes o texturas, creando un efecto similar a la técnica de Eisenstein, donde la suma de las imágenes crea una nueva dimensión, donde se funden conceptos y sutilezas y se empalman formas análogas creando la sublime epifanía de que todas las cosas son otra y la misma.

Parte notable del trabajo de Kasso es su capacidad de erotizarse constantemente sin perder en ningún momento su exquisitez, de encontrar un gesto o una breve forma que logran insinuar toda una narrativa erótica, a veces onírica y a veces sádica; de ver la formas primordiales de la vulva y los senos iterarse en la naturaleza, como un fractal ubicuo. Como si fuera el elegido entre  los voyeuristas, tocado por el hada madrina de la magia sexual, que lo gratifica con sus ninfas: muñecas de la piel más suave, del ardor más secreto, en esa habitación prohibida, tan lejos y tan cerca en su angelical lascivia.

*Pasa el cursor sobre la imagen para ver el título de la foto.

 

Twitter del autor: @alepholo

 

El ADN del Rey Tutankamon es del oeste de Europa; ¿fueron los egipcios los celtas?

Arte

Por: pijamasurf - 06/19/2010

Extrañamente el rey Tut comparte gran parte de sus cromosomas con la raza que ahora habita en las islas británicas... ¿fueron los egipcios luego los celtas o los druidas?

Algunos siguen buscando su micropene, mientras tanto se ha determinado genéticamente que el más famoso de los reyes egipcios es racialmente del oeste de Europa, algo que para algunos podría resultar extraño siendo que se tiene la idea de los egipcios como una raza africana, no muy similar a los anglosajones, celtas o a los nórdicos que poblaron el oeste de Europa. Sin embargo, los rasgos de varias momias ya mostraban esta semejanza con gente blanca. Esto no signifiacaría que todos los egiptos eran blancos o tenían los genes que más tarde se encontrarían en las islas británicas, sino que posiblemente la clase reinante sí tenía estos genes.

Aunque el arqueólogo Zahi Hawass, se había negado a dar conocer los resultados del ADN del rey Tutankamón, éstos fueron dados a conocer en el programa de Discovery presentado en el video. El 99.6 de los cromosomas Y del Rey Tut encajan con los de los europeos del oeste.

Según la data presentada en el video el científico Whit Athey muestra que los cromósomas del rey Tut pertenecen al haplogrupo R1b, el cual está disperso por todo Europa pero encuentra su máxima concentración en Irlanda, Escocia y el oeste de Inglaterra.

Aunque resulte inverosímil para muchos, los poseedores de las tradiciones herméticas más profundas después de la cde los egipcios fueron los druidas. Y recordemos que los conocimientos masónicos, principalmente del rito escosés están inspirados en los misterios egipcios. ¿Los reyes egipicios y la realeza británica? También hay que recordar que en el caso de la cultura egipcia existe por la parte de los científicos una falta de humildad de aceptar que sus cálculos y conocimientos no son del todo conclusivos, y por otra parte una tendencia de asociar con los egipicios factores místicos y hasta extraterrestres con singular facilidad, vía la imaginación, en las personas que utilizan métodos alternativos de conocimiento. Sin poder concluir nada contundentemente, esto al menos merece una intensa investigación.

Vía Eutimes