*

X

El nuevo centro de salud mental diseñado por Frank Gehry

Arte

Por: pijamasurf - 06/20/2010

Dementes estructuras del genial arquitecto canadiense para estudiar el cerebro dentro de un edificio de acero onírico, torciendo hacia el cielo: el Lou Ruvo Center for Brain Health.

Frank Gerhy, el arquitecto famoso por trascender provocativamente los paradigmas de la arquitectura moderna y reimaginar el espacio, nos ha vuelto a entregar un nuevo diseño fiel a su genialidad oblicua. En este caso como una especie de autorreferencia al cerebro, el edificio del Lou Ruvo Center for Brain Health, refleja las convoluciones demenciales y maravillosas de un neurohabitat.

No hay duda que el edificio cumple su cometido, según lo que se estaba buscando de "llamar la atención para entrar y conocer el trabajo que se está haciendo adentro". Dentro de estos edificios de acero onírico e inoxidable, se estudian las enfermedad degenerativas cerebrales.

Los dos propósitos del centro, ubicado en el extravagante desierto de Las Vegas, son: preservar la memoria ( y crear memorias, y en estos dos elementos se dividen los edificios, en uno de los cuales se planea realizar bodas, fiestas y reuniones que ayuden a crear memorias.

Vía Dezeen

Luzinterruptus: Ejército de platillos voladores desechables

Arte

Por: pijamasurf - 06/20/2010

Una merienda de alienígenas en el parque egipicio de Madrid es el nuevo proyecto del colectivo de arte guerrilla Luzinterruptus, que combina la acción sociourbana con la estética depurada.

El colectivo de arte guerrilla Luzinterruptus se viene destacando por sus intervenciones en la ciudad de Madrid, desde paredes literlamente sangrando por el exceso de publicidad (Publicidad Herida de Muerte), o su "Tanta Policía, para tan Poca Gente" donde se decoraron 50 automóviles al azar con réplicas de sirenas azules policiales. El más reciente de estas obras de arte urbano, es un picnic espacial de platillos volantes desechables flotando sobre el tradicional Templo Debot, jugando con esta idea de que los egipcios tienen vínculos extraterrestres.

Este proyecto me recuerda el texto de Hakim Bey TAZ, en el que exhorta a que encontremos una nave espacial descompuesta en un parque.

Así describen en su blog el proyecto:

Nosotros estuvimos presente el día que un ejercito de 130 platillos volantes aterrizaron en el Templo de Debot, atraídos seguramente por la perspectiva de picnic veraniegos con tortilla de patatas...

Para la instalación Ejército de platillos volantes desechables, utilizamos 260 platos y 130 tazas de usar y tirar y con estos básicos elementos y nuestras luces, dimos vida a un ejercito de OVNIS verdaderamente poco amenazadores. Y en este céntrico y verde parque de Madrid, dejamos nuestras naves voladoras, esperando el momento adecuado para camuflarse en meriendas campestres y fiestas infantiles...