Pijama Surf

Intoxicado por el ‘Eau de Britney’ (lo que no quieren que sepas de los perfumes)

El agua de Britney es más tóxica que sexy, así como varios otros perfumes de celebridades que contienen químicos secretos que producen reacciones alergicas y desordenes hormonales.

Por: pijamasurf - 18/05/2010 a las 19:05:14

Como si fuera un juego de seducción muchas de las fragancias que se venden en el mundo se refieren a algunos de sus ingredientes como químicos secretos y simplemente no los enlistan en la etiqueta de los productos. Claro que hay que ser muy ingenuos para pensar que estos ingredientes secretos son inofensivos y sólo son ocultados para preservar su fórmula de la competencia (o acaso por el magnetismo de lo desconocido: “tal vez el eau de Britney contenga flores de los Himalayas. Wow.”). La realidad en la mayoría de los casos es que los químicos secretos perjudican la salud.

Tal es el caso de perfume “Britney Spears Curious Eau de Parfum”; si tienes curiosidad de saber que le echan al agua de Britney no se lo preguntes al gigante cósmetico Elizabeth Arden que hace la fragancia. Diecisiete químicos no enlistados componen este producto y según los grupos Campaign for Safe Cosmetics y Environmental Working Group, estos químicos son nocivos para la salud.

Tal vez no sea casualidad que el slogan del perfume es “¿Te atreves? (o quién recuerda una canción de Britney que decía “I’m Toxic”).

En el reporte “Not So Sexy: The Health Risks of Secret Chemicals in Fragrances” se analizan 17 de estos productos en los que se encontraron 38 químicos secretos, con un promedio de 14 en cada perfume.

Los productos analizados son: Hannah Montana Secret Celebrity Cologne Spray, Jennifer Lopez J. Lo Glow Eau de Toilette Natural Spray, Halle by Halle Berry Eau de Parfum Spray, Coco Mademoiselle Chanel, Calvin Klein Eternity, Abercrombie & Fitch Fierce, American Eagle Seventy Seven, Clinique Happy Perfume Spray, Dolce & Gabbana Light Blue and Old Spice After Hours Body Spray.

Entres los químicos encontrados hay algunos que se asocian con un desorden hormonal y reacciones alergicas y otras sustancias que no han sido aceptadas como seguras para productos cosméticos o de higiene personal. Además algunos de los ingredientes tiene la propiedad de acumularse en el tejido humano.

Algunos de los síntomas: “dolor de cabeza, diarrea y vómito, irritación nasa, reducción de la funcion pulmonar, asma, rinistism dermatitis, etc”.

Las compañías responsables del estudio hacen un llamado a los consumidores a protegerse de este tipo de productos y a no depender del gobierno en estos casos, ya que se ha probado ineficiente. Existe una laguna legal que permite a las compañías hacer de sus fragancias secretos comerciales.

Todo esto permite plantear la pregunta ¿es el perfume el nuevo tabaco? Y evidentemente cuestionemos con mayor seriedad el ambiente de toxicidad que rodea nuestras vidas cuando nos rodeamos de productos con una oscura procedencia química, cuyo interés principal es engancharnos en una dinámica de consumo, al igual que los fármacos, o la comida chattara, o hasta la tecnología, nos hacen adictos (voluntaria o involuntariamente) y de paso nuestra salud se va mitigando en el estupor eléctrico de lo que un producto nos promete conseguir hacernos sentir (como una psicología inversa de la anestesia).

Vía Green Biz

Campaign for safe cosmetics


  1. anónima dice:

    Al inicio, cuando descubrí PijamaSurf, quedé fascinada por el espacio, su creatividad. Pero ahora noto que – será por cuestiones de tiempo- los artículos publicados son, generalmente, meras traducciones literales de otra fuente. No digo que esté mal, pero más creatividad sería muy bien recibida. Parafrasear siempre viene bien, y mejor, que una traducción literal. Venga, que ustedes pueden!

  2. Nancy dice:

    No tienen corrector de estilo, ¿verdad?
    :(