*

X
Testigos aseguran aterrorizados que el tiburón era del tamaño de una casa pequeña o un camión; autoridades de Ciudad del Cabo no han encontrado resto alguno del turista
Great White Shark, South Africa

Cómo si se tratara de un thriller noventero de Hollywood, una playa sudafricana fue sede de un aterrador episodio para aquellos que lo presenciaron: un gigantesco tiburón emergió para devorar a Lloyd Skinner, un turista originario de Zimbabwe.

Skinner nadaba a escasos 100 metros de la playa, en Ciudad del Cabo, cuando el tiburón apareció y en instantes apresó al turista dejando como único rastro una mancha de sangre entre las olas y las gafas de natación de su víctima.

Decenas de testigos aseguraron haber visto a un tiburón de dimensiones gigantescas aproximarse en dos ocasiones a Skinner antes de que este despareciera entre una estela roja. Algunos, quizá influidos por las películas de Jaws, aseguran que se trataba de un Tiburón Blanco:

“El tiburón era más grande que un minibus. Era como una sombra inmensa dirigiéndose hacia una mancha multicolor. De prontó emergió del agua y se llevo a la mancha. Pude ver su maníbula gigante arrastrar hacia el fondo a esta mancha que resultó ser una persona”. Declaró Gregg Coppen, un testigo, a un diario local. Tras presenciar la escena Coppen se apresuró a twittear: "Mierda. Acabamos de ver a un tiburón gigante devorar a lo que parecía una persona. Era gigantesco. Gigantesco tipo dinosaurio”.

Por su parte, Kathy Geldenhuys, quien se encontraba tomando sol en la arena declaró: “Sólo cuando estaba atacando pude ver su aleta, pero después pude ver todo el cuerpo bajo el agua. Era un tiburón realmente grande”

Via The Guardian

Te podría interesar:

Nadar con personas y vivir en cautiverio puede traumar a los delfines

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/15/2010

La inteligencia y personalidad de los delfines hace que, al igual que en el ser humano, padezcan daños psicológicos si son puestos en cautiverio y forzados a hacer tareas involuntariamente.

dolphin_1581003c

Cada vez más se tiene el entendimiento de que los delfines (y los cetáceos en general) deben de ser considerados como personas. Es por esto que el tenerlos en cautiverio puede resultar en su traumatización, de la misma forma que mantener en reclusión llega a degenerar la psique humana.

Una de las máximas autoridades en el estudio de los delfines, la Dra. Lori Marino (que no parece estar relacionada con el quarterback de los Delfines de Miami), ha llamado la atención en este sentido, señalando que los delfines pueden surfir traumas si son mantenidos en un parque de diversiones.

Nuestro entendimiento actual de la complejidad y la inteligencia del cerebro de los delfines sugiere que estas prácticas son potencialmente psicológicamente dañinas para los delfines y presentan una imagen mal informada de sus capacidades intelectuales naturales".

La Dra. Marino, quien realizara hece unos años con éxito la prubea del reconocimiento en un espejo con delfines, dará este mensaje a la American Association for the Advancement of Science.

"Los delfines son seres sofisticados, altamente inteligentes y conscientes de sí mismos que tienene personalidades individuales, autonomía y una vida interior. So enormemente vulnerables al sufrimiento y al trauma psicológico".

Los delfines tienen el cerebro más grandel del reino animal, incluos más grande que el del ser humano (auqnue el cerebro del ser humano es proporcionalmente mayor).

Esta información contrasta los aparente beneficios que reciben personas discapacitadas al nadar con delfines. Esperemos que se logren encontra vías alternativas para trabajar con los delfines, para que no llegemos a tener que decidir: ¿Ayudamos a los niños down o dañamos mentalmente a los delfine?

Quizás habría que pedirles a los delfines que decidan si quieren nadar con humanos y vivir en una jaula de agua. Algunos probablemente se sacrifiquen con alegría.

Vía Telegraph