*

X
En un extravagante caso del azar genético, una oveja en Turquía dio a luz a una quimérica cría con rostro humanoide

069125-sheep-gives-birth-to-human-faced-lamb

En una extraña manifestación del azar genético se suscitó el caso de un una oveja cerca de la ciudad de Izmir, en Turquía, que tras ser intervenida en una cesárea, los veterinarios extrajeron a una cría muerta. Lo extravagante de este caso es que el cordero recien nacido presentaba una deformación facial que simulaba el rostro de un humano.

El veterinario encargado de realizar la cesárea, Erhan Elibol, declaró jamás haber visto algo similar: “He visto mutaciones en vacas y ovejas. He visto becerros con un ojo, dos cabezas, o cinco patas. Pero cuando vía a la cría de esta oveja no lo podía creer”. Hata ahora esta extraña mutación que derivó en la quimera con rostro humanoide, sólo se puede explicar por el exceso de vitamina A que se le suministró a la madre durante el embarazo.

Fluidos cósmicos: océanos de diamante líquido en Urano y Neptuno

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/17/2010

En una estimulante imagen de poesía galáctica y sueños minerales, científicos sugieren que en Urano y Neptuno existen océanos de diamante líquido

Neptune_Full

Como si se tratará de una irreal postal cosmopoética, científicos afirman que los océanos de Neptuno y Urano podrían estar constituidos de diamante líquido. Tan sólo pensar este paisaje puede resultar en un fascinante diorama imaginario que nos recuerda algunas de las más hipnóticas alegorías del cosmos: mares brillantes con icebergs formados por monumentales cristales de carbono dentro de un escenario carente de vida.

Esta onírica posibilidad es uno de las conclusiones de los investigadores luego de realizar detalladas mediciones en torno al punto de fusión del diamante. En uno de sus experimentos los científicos expusieron el cristal de carbono a una presión 40 millones de veces mayor que la del nivel del mar en la Tierra. A continuación disminuyeron la temperatura y presión y confirmaron que, una vez derretido, el diamante se comporta como agua.

Los océanos de diamante explicarían por qué los campos magnéticos de Neptuno y Urano aparecen polarizados en torno a sus axis norte-sur. Además, ambos planetas están constituidos en un 10% de carbono, el principal componente de los diamantes. El siguiente paso, el de comprobación, solo tiene dos vías para este equipo de científicos: introducir naves exploradoras a la atmósfera de Neptuno y Urano o recrear las condiciones atmosféricas exactas para presenciar el seductor escenario de los diamantes acuosos.

Via PopSci