*

X
El caso de la joven estadounidense, Amanda Knox, conocida por la prensa italiana como “cara de ángel”, recuerda a las lindas rubias de la familia Manson a la vez que su posible culpabilidad inspira una tierna duda.

knox533

* Actualizaciones del caso:

Caso Amanda Knox cerca de un desenlace

Caso cerrado: juez confirma culpabilidad de Amanda Knox por el asesinato de Meredith Kercher

Son ya cinco meses desde que inició su juicio. Amanda Knox, la estudiante de 21 años nacida en Seattle, está acusada del asesinato de su roomate inglesa Meredith Kercher, quien fue hallada en 2007 muerta sobre su cama, cubierta con un edredón blanco de plumas de ganso. Era invierno en Perugia, al centro de Italia, la escena era una especie de instalación envuelta en una trágica estética: rojo sangre y blanco inmaculado en el departamento de dos lindas chicas. La autopsia reveló que Kercher murió con la tráquea destrozada por estrangulamiento y la garganta parcialmente rebanada.

Inicialmente la policía italiana detuvo como sospechosos a Amanda, su novio Raffaele Sollecito, y al bartender de un establecimiento cercano. Este último fue liberado al poco tiempo pero la pareja fue mantenida en arraigo y sigue un juicio que ya ha durado cerca de dos años.

amanda_knox_asesinato

Casi un año después del asesinato las autoridades arrestaron a Rudy Hermann Guede, un vigoroso joven de 20 años originario de Costa de Marfil y quien probadamente sostuvo relaciones con Meredith poco antes de su muerte. Guede fue condenado a 30 años de prisión por “conspiración de asesinato” en su modalidad fast track.

La versión de Rudy es que después de tener sexo interracial con su amiga londinense, fue al baño donde pasó un rato escuchando su ipod mientras defecaba. Al salir vio la silueta de un tipo, presumiblemente italiano, que huía tras acuchillar a Meredith, al tiempo que gritaba: “pinche negro de mierda ahora si estás cogido”. Su defensa alega racismo y busca la apelación de la condena.

amanda_knox_caso_asesinato_juicio Los testimonios de los principales involucrados en el caso han sido inconstantes e incluso contradictorios. Amanda “angel face” Knox (como la ha bautizado la prensa italiana) declaró en un principio que estaba en su cuarto esa noche, jugueteando con su novio, cuando escucho los gritos de su amiga. Posteriormente declaró que en realidad esa noche había dormido en casa de Sollecito, y se justificó diciendo que lo único que recuerda con certeza es haber fumado suficiente hashish como para nublar cualquier recuerdo preciso (una especie de funesto y paradójico haiku).

Por su parte las autoridades y la prensa estadounidense han puesto en duda la integridad del sistema de justicia italiano, afirmando que existen vacíos fundamentales en este extraño caso, y que la buena voluntad de la policía italiana ha pecado por su ausencia.

La corresponsal en Roma del Times, afirma acerca del sistema de justicia italiano:

En Italia, la presunción general es que alguien es culpable hasta demostrar su inocencia. En los juicios comúnmente se enfatiza en defender el honor personal del inculpado en cuestión, por sobre establecer los hechos objetivos, los cuales generalmente son manipulados.

La defensa de Amanda asevera que estamos frente a un caso donde se está destruyendo la vida y reputación de una linda estudiante, que lo único que buscaba era madurar con un intercambio estudiantil en la universidad de Perugia. Afirman que es una chica trabajadora, que juntó dinero por tres años para cumplir su sueño de ir a Italia. No tiene antecedentes criminales y por si fuera poco, sus aptitudes deportivas la hicieron destacar en el fútbol hasta ganarse el sobrenombre de “Foxy Knoxy”.

En cuanto a Raffaelle Sollecito, un “mediterranean lover” hijo de un prominente médico de la región, ha permanecido arraigado también a lo largo del juicio en su contra. La defensa del joven italiano ha mantenido como principal línea el hecho de que el único asesino fue Gaede, ya que sólo se encontraron rastros suyos en la escena del crimen y nada prueba que ni él ni su novia Amanda estuvieron presentes en ese momento. A los pocos días del mortuorio suceso, la prensa europea dibujaba una orgía nutrida por el consumo de múltiples estupefacientes que había derivado en el asesinato de una estudiante londinense.

Más allá de lo que resulte de este extraño caso, y de lo que espere a Knox y Sollecito, es interesante presenciar cómo hoy los juicios más relevantes para la opinión pública ya se juegan a dos bandas: la corte y los medios. La prensa internacional, sobre todo en Italia, Inglaterra y Estados Unidos, ha mantenido un significativo rol en este caso, tratando de influir en la decisión del jurado.

Queda por ver si el inocente rostro de Amanda pudiera ocultar un instinto sanguinario, jugando el rol de víctima angelical y habiendo realmente participado en el asesinato de su amiga, lo cual inevitablemente nos recuerda a las chicas Manson: Susan Atkins, Linda Kasabian, and Patricia Krenwinkel, quienes manejaban con seductora maestría el arte de entrelazar la belleza con los impulsos asesinos.

amanda-knox-sits-in-court-001

Buscando la opinión de un experto en estos temas, el equipo editorial de Pijama Surf decidió escribir un correo electrónico a Charles Manson, sin duda el asesino serial más relevante en la cultura pop de las últimas décadas. Estamos seguros de que la mortal lucidez de Charly podrá, con toda certeza, aclararnos la posible inocencia o culpabilidad de “Foxy Knoxy”. Estaremos pendientes a su respuesta para compartirla con nuestros lectores.

charles-manson

* Actualización del caso: Caso Amanda Knox cerca de un desenlace

Más info del caso Knox:

NY Times: An Innocent Abroad
Wikipedia: Murder of Meredith Kercher

Mientras montan campañas ecológicas y de conciencia planetaria muchas celebridades contaminan por sí solas más que miles de personas juntas

1__bono_destruyendo-el-planeta

La verdad es que Bono no nos cae muy bien, juntándose con el Dalai Lama y Richard Gere y diciendo que va salvar a los niños y a la gente de África, todo lo cual está muy bien, sólo que no le creemos, parece pura pose, faux humanitarian, con sus eternas gafas de rockstar chacal. Nos hacer recordar la escena en la novela American Psycho donde Patrick Bateman va a un concierto de U2 con un par de sexy chicas neoyorkinas y se mete un poco de coca en una limo y llega al concierto y está un poco malviajado porque todos decían que U2 era la mejor banda del mundo (estos son los finales de los 80s) pero el no entiende por qué y tiene una ocura epifanía viendo a Bono a los ojos y dice que es como ver al diablo. Un dios falso. Y Bateman es un asesino de vagabundos, violador y triturador de sus amigas. Así que, como va el dicho: takes one to know one.

Bono, que pergona al mundo sus múltiples acciones benéficas, metafilántropo que incluso tiene una columna verde en el New York Times, tiene una huella de carbono descomunal. Su nuevo tour con U2 equivale a 90 mil personas volando de Dublín a Londres, a la basura creada por 6500 hombres británicos al año (igual que dejar un foco de 100 watts prendido por 159 mil años), docenas de veces más contaminate que el tour mundial de Madonna en el 2006 . U2 tendría que plantar 20, 118 árboles para neutralizar sus emisiones de carbono de este año.

Claro que se podría objetar que seguramente U2 dona millones de dólares a los niños de África o protagoniza una campaña de conciencia ecológica, pero acaso no es contradictorio que los voceros mundiales de un movimiento de conciencia verde (sólo porque es cool, o es menos culpa) sean los individuos que más destruyen al planeta, (puesto que, aunque para algunos sea sorprendente, el dinero, aunque sea verde, no es algo que salve al planeta). Algunos sitios permiten sacar tu huella de carbono: en Alternet calcularon la huella de carobono de Bono y resulta que se necesitarían 60 planetas para mantener el estilo de vida del cantante de U2. (Algo similar ocurre con celebridades "altruistas" como Angelina Jolie, etc.)

Así que, y tal vez nos estamos excediendo (con el palacio de William Blake en la glándula plineal) , pero Walk the Talk y Fuck U2 (not you)

Calcula tu huella de carbono aquí

How Angelina, Madonna, Gisele and Bono are Destroying the Planet