*

X
La ciencia ficción se vuelve real: Científicos logran sondear los secretos del cerebro y descubrir el contenido del pensamiento, incluso de los sueños

En su novela “1984” George Orwell ideá la existencia de una policía del pensamiento (thought police) que vigila el contenido de la mente en búsqueda de pensamientos desafiantes de la autoridad. ¿Ciencia ficción, paranoia? La tecnología para lograr esto parece está más cerca de lo que piensas (y si lo estás pensando ellos lo pueden saber).

Como se puede ver en el video, los programas para detectar mentiras han llegado a un punto de perfeccionamiento , pero esto no es todo, resonancias magnéticas combinadas con programas de realidad virtual son capaces de saber si una persona ha visto un lugar antes o no (algo que sirve para responder por ejemplo ¿haz estado en la escena del crimen?) o que efecto exactamente le produce cierto producto a ciertas personas ( un nuevo campo de investigación llamado neuromarketing está siendo utilizado por compañías como McDonalds, Intel, etc.)

Incluso, como se indica en el video, se trabaja en un rayo que podría ser proyectado a individuos, en un aeropuerto por ejemplo, y conocer cuáles son sus intenciones antes de subirse al avión, sin que éste se de cuenta o se necesite de su consentimiento.

Otro proyecto similar, quizá el más interesante y el menos totalitario, es el desarrollado por científicos japoneses, que podría en un futuro no tan lejano ser capaz de grabar nuestros sueños y proyectarlos en una pantalla, de la misma manera que en el videojuego llevado al cine, Final Fantasy. Sin duda acceder a la gnosis de nuestro sueños podría revelar una nueva dimensión en el ser humano, puesto que como dijera Prospero en “La tempestad”: We are such staff As dreams are made on.

third-eye-read-mind

Sin embargo las cuestiones éticas, en un mundo donde la tecnología de punta parece siempre estar ligada a su uso militar , deberían ser abordadas con prontitud: "Estamos al menos a 10 años de poder acercarnos a la posibilidad de leer mentes, aunque quizá sería interesante comenzar a discutir las cuestiones éticas", dijo el doctor Demis Hassabis, del University College de Londres.

Parece que la mente, ese único fuero privado que le queda al hombre, en un futuro cercano ya no lo sería tanto; la información claman los hackers quiere ser libre, pero a que precio; la transparencia en la manos equivocadas podría ser el máximo aparato de control.

Contenido relacionado:

Compañia de neuromarketing en Londres

Brain scanners know where you’ve been

En un episodio de “Twilight zone” un empleado de banco descubre que puede leer el pensamiento de los demás después de que una moneda improbablemente cayera de forma vertical al tirar un volado. A penny for your thougths

El pulpo viste su mente

Laboratorio de Neurociencia Computacional (Japón)

Sistema permite reconstruir las imágenes que nuestro cerebro está «viendo» y reproducirlas en un monitor de vídeo.

Proyecto MKULTRA C.I.A. Control Mental (WIKI)

Actividad geomagnética altera contenido de los sueños

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/27/2009

¿Pesadillas o sueños angelicales? Lo que soñamos podría ser el resultado de la actividad en los campos magnéticos de la tierra afectando nuestras hormonas


Un estudio publicado por el Centro de Medicina Espacial de Berlin revela que el cariz de nuestros sueños está influido por la actividad geomagnética.

El científico Darren M. Lipnicki, siguiendo la referencia popular de que el ingerir suplementos de melatonina provoca sueños bizarros o "similares al LSD", y la correlación entre la actividad geomagnética y la producción de melatonina en el cerebro, comparó su diario de sueños, llevado por 8 años, con la actividad geomagnética registrada durante las fechas correspondientes, para así poner a prueba su hipótesis de que extremos en la actividad de los campos magnéticos de la tierra influían en el contenido percibido de los sueños.

Lo que encontró Lipnicki es que cuando había un extremo bajo en la actividad geomagnética sus sueños reaccionaban de una manera que calificó como bizarra: sueños cuyo contenido no se apegaban a su realidad cotidiana, por ejemplo: "Estoy varado en una playa foránea con un chango que habla inglés y una mujer que repentinamente se encoge, casi del tamaño de una muñeca. Luego estoy en mi casa".

Cuando la actividad magnética estaba en el otro extremo del k-index (un índice usado para medir las perturbaciones del camo magnético de la Tierra) sus seuños eran generalmente "mundanos", continuaciones de la vigilia, por ejemplo: "estoy sentado en mi casa haciendo mi tarea de matemáticas ".

Todo lo cual podría significar que nuestras memorias reprimidas no son necesarimente la causa de ciertos sueños recurrentes, o que en todo caso la forma de acercarse a la onirología se podría beneficiar de un método integral u holístico, donde existen múltiples factores que afectan lo que soñamos, hasta el punto de que el mismo planeta, su presente magnético, hace su aparición en la pantalla de nuestra mente.

Es posible incluso imaginar una nueva ciencia, tentativamente con el nombre de Geonírica (tal vez de la misma forma que hizo la química con la alquimia, podría desprenderse de la Geomancia) que se dedique a observar los efectos de fenómenos físicos telúricos en el cerebro humano y particularmente en el lienzo neuroquímico de los sueños. Quizá abriría un camino para entender también la creencia popular de que los sueños en ocasiones son capaces de predecir el futuro, o lo que sería igual: un presente no detectado por metódos ordinarios.

Y por supuesto reafirmar la Teoría de Gaia, de James Lovelock, en la que se concibe a la Tierra como un superorganismo integral e interconectado en todas sus partes , en el que lo que sucede en un punto afecta a todos los demás.

Vía New Scientist